Cosmologia Vedica

Tat Devasya Savitur
Ese resplandeciente vivificador de los universos
Varenyam Bhargo Dhimahi
La excelente luz que podemos obtener
Yo Nah Dhio Prachodaiat
El Adorable que promueve la creación

KrsnaCosmos

Este reino mágico, aunque visiblemente manifestado sobre este plano terrenal, existe eternamente más allá de los confines del tiempo y del espacio en ese ilimitadamente dulce cielo espiritual.

Catorce sistemas planetarios dentro de este Universo material.

Superiores:Bhu, Bhuvar y Svar constituyen Svargaloka; el resto son llamados Martya
1 Bhu
2 Bhuvar
3 Svar
4 Mahar
5 Janas
6 Tapas
7 Satya

Inferiores:Todos juntos son llamados Patala
1 Tala
2 Atala
3 Vitala
4 Nitala
5 Talatala
6 Mahatala
7 Sutala

El universo entero es conocido como Triloka.

(Cc. Adi 5.98 de Srila Prabhupada)

Historia de la creación de la tierra

AtomicCosmos
El universo en el cual nosotros vivimos, es un pequeño espacio de una multitud de universos.
Las partículas más pequeñas describe la formación de los átomos, como el inicio de la transformación de las energías materiales in manifestadas, ante las energías manifiestas; todo eso ocurre porque el Señor Supremo con su dulce voluntad mide por encima de la energías e inyecta en ellas, la potencialidad de la reproducción.

La formación de la materia está acompañada por un plan divino. El Señor Supremo entra en cada universo que se ha manifestado como una cobertura de los elementos materiales: tierra, agua, fuego, aire, éter, mente, inteligencia y ego falso; esas son las coberturas de cada universo y cada una es diez veces más gruesa que la otra, siendo la tierra la primera. Dentro de este universo, el Señor manifiesta su presencia y crea para gobernar la atmósfera material a través de las tres modalidades de la naturaleza material, las cuales son: Satva Guna, (la bondad) Raja Guna, (la pasión) y Tama Guna, (la ignorancia).

El Señor conocido como Vishnu se acuesta en el fondo del universo, de sus poros sale el océano causal, de su ombligo emana una flor de loto, naciendo el hijo primogénito encargado de crear las variedades que hay en cada universo. El es conocido como el Señor Brahma. El Señor Brahma es inspirado en su meditación por el mismo Señor Supremo, para crear catorce sistemas planetarios en cada cosmos, estos catorce sistemas, están divididos en: planetas celestiales, la tierra en que vivimos, (estando en el punto medio), los planetas inferiores, residiendo bajo nuestro mundo llamados Patalalokas, y finalmente por debajo de ellos están los planetas infernales. Luego el Señor Brahama comienza a poblar los mundos por medio de los Prajapatis (generadores de las especies) a través de la ley del Karma: acción y reacción. Así nacen las entidades vivientes que emanan de la misma fuerza del Señor Supremo (Tatastha Sakti), y se mueven para arriba o para abajo dentro de los sistemas planetarios, dependiendo de sus actividades piadosas o pecaminosas, El Señor Brahma vive encima de todo, en su región llamada Brahmaloka.

Hay almas que pueden auto realizarse saliendo de los confinamientos de la existencia material y llegar a un mundo espiritual (brahamaloka) teniendo una relación personal con Dios en pleno amor, pero mientras que las entidades vivientes son gobernadas por sus diversos deseos, ellas asumen diferentes cuerpos y actúan con la guía de las tres modalidades de la naturaleza material, en búsqueda de satisfacer sus deseos. Existen millones y millones de universos, han emanado de diferentes formas, desde el Señor Vishnu, que está situado en la parte causal de la creación material (karana-karanam)
El Señor Supremo ha creado toda esta parte llamada mundo material, para que las almas tengan la posibilidad de explorar su creación con su propia curiosidad y puedan aprender que el amor Supremo es lo máximo y que por ello deben rendir su corazón al Señor, utilizando su libre albedrío para volverse instrumentos del amor de Dios. Esta es la enseñanza de los sabios hacia los seres de este universo para que ellos puedan auto realizarse.

Todos estos millones de universos materiales que se encuentran dentro de la atmósfera material son llamados mahatattua y representa una cuarta parte de la creación del Señor, cada uno de los universos están rodeados por la inmensa luz, la refulgencia del Señor Supremo llamado Brahmajyoti, en donde nacen infinitas cantidades de seres concientes, que somos todos nosotros. El Brahmajyoti emana de la personalidad de Dios que reside en planetas transcendentales llamados Vaikhuntalokas o sitios donde no existe ansiedad y donde no gobierna nadie, aparte de la voluntad de Dios, en compañía de sus devotos amorosos. Los diferentes planetas Vaikhunta representan los diversos pasatiempos del infinito, en donde la relación que los devotos tienen en aquellos lugares con su Señor, es en la modalidad de respeto y veneración. Existe además en los Vaikhuntalokas, un planeta supremo llamado Goloka Vrndavan, ahí es donde reside Sri Krsna, acompañado por su parte femenina, (Radharani) Esta pareja divina es el origen de todo lo que existe y el amor trascendental que emana de ellos esta ya presente en cada uno de nuestros corazones. La adoración de Radha-krsna en Goloka vrndavan se manifiesta entre el devoto y el Señor a plenitud en relaciones de servidumbre, de amistad, de afecto paternal y amor conyugal.
Gold Brahma Loto
La historia del universo es contada en el Srimad Bhagavatham, de acuerdo a la vida del Señor Brahma, la duración de la vida del Señor Brahma es de cien años. Al finalizar su existencia viene la destrucción y todas las entidades vivientes que no se han liberado todavía, entran nuevamente al cuerpo del Señor Vishnu y luego de su descanso, una vez más emanan en la creación, así podemos considerar que la creación material también es una de las opulencias eternas del Señor Supremo.

Nosotros las almas, existimos en el trabajo maravilloso del Señor, por lo que somos eternos y totalmente distintos de los diferentes cuerpos que recibimos como préstamo para nuestro crecimiento. Como almas eternas pertenecemos al mundo espiritual y solamente por ser necios e irresponsables en este mundo, quedamos atados en el círculo de los karmas de nuestras propias acciones, pero el cantar los santos nombres del señor, también puede liberarnos de las reacciones erróneas que ya hemos cometidos, por ello el mismo mantra que trajo el avatar Chaitanya Mahaprabhu, nos permite liberarnos de nuestros pecados, errores y deseos materiales, ayudándonos a alcanzar la perfección de la vida.

(Swami B.A.Paramadvaiti)


El Universo se creo bajo la vibracion del Ohm, el sonido del Cosmos...

La Ilusion del conocimiento verdadero

Todo verdadero conocimiento radica en la mente y no en la inteligencia. La mente es aquello que distingue al hermetista del profano, el cual, como ya lo hemos dicho en el capítulo anterior, es un “inválido de la mente” (por carecer de ella).

El hermetista, por el contrario, tiene una mente que él mismo ha formado y desarrollado, la cual le permite alcanzar estados de conciencia superior, en los cuales tiene acceso a la verdad absoluta.

Físicamente, mente es una esfera magnética que se establece entre dos polos: el cerebro (polo negativo en el hombre) y el sexo (polo positivo del hombre). (En la mujer: polo positivo el cerebro y negativo el sexo.) Esta esfera se forma exclusivamente mediante el trabajo en sí mismo del estudiante hermetista, y es el resultado de un largo esfuerzo. Desde un punto de vista espiritual superior, la mente es la piedra filosofal mediante la cual el iniciado logra una continua transformación de metales viles (ignorancia, mentira), en oro (conocimiento, verdad), y la inmortalización de su propia individualidad.

La mente es el estómago de la inteligencia. Al carecer de ella el sapiens no llega jamás a efectuar la digestión de la información que posee, y se constituye en una “inteligencia empachada”. Glotón del conocimiento, devora y devora información respecto a muchas cosas, la cual se integra al archivo cerebral, sin llegar nunca a ceder la “quinta esencia” de su secreto. Esta inmensa masa de información que posee un sujeto medianamente culto, es precisamente la que le da la falsa sensación de “conocer muchas cosas”, y se siente con la autoridad moral para emitir toda clase de opiniones, permaneciendo ignorante de su verdadera condición de “invalidez mental” (la cual, al final, es una invalidez de la inteligencia).

Mientras más fama o prestigio tenga el autor de los libros o lecciones que el sujeto ha estudiado, mayor será su ceguera intelectual. Si posee un título profesional, fruto de largo estudio en las aulas universitarias, lo más seguro es que su inteligencia haya sido total e irremediablemente dañada al estratificarse (o tal vez petrificarse) en niveles muy bajos de asimilación de la enseñanza, debido al insignificante estado de vigilia del estudiante, quien se limita a memorizar y a efectuar malabares de infinitas combinaciones con los datos que posee, acrobacias que le dan una extraordinaria agilidad intelectual y la seguridad absoluta de ser “muy inteligente” y extraordinariamente capaz en lo profesional.

Sin embargo, todo aquel tráfago de conocimientos falla lamentablemente en las situaciones prácticas de la vida real, salvo en lo que se refiere a la aplicación de conceptos matemáticos. Es así, como a pesar de todo lo que el sapiens sabe, no se aprecia un progreso en su naturaleza interna a lo largo de la historia, ni tampoco existen indicios reales de que dicha evolución se aproxime.

El hombre se ha convertido en el “portador” de innumerables conceptos cada día más numerosos y complejos, pero el sujeto mismo, como tal, no cambia en absoluto. Es allí donde se aprecia la absoluta indefensión del sapiens: en la incapacidad absoluta de aplicar la información de la cual es “portador”, a su propia transformación y evolución. Esta imposibilidad es tan grande, que el conocimiento que posee no le sirve para mirarse a sí mismo y autoevaluarse de una manera imparcial, eficaz, objetiva y superior.

Es un hecho que el sujeto “no se ve a sí mismo”, y por lo consiguiente, está lleno de falsos conceptos sobre su propia importancia, valor y capacidad. A lo más que puede aspirar es a mejorar las condiciones materiales en las cuales vive, y a tratar, guiado por un impulso subconsciente, de alcanzar las estrellas, con la secreta esperanza de encontrar una raza galáctica superior que le enseñe a vivir como ser humano, capacitándolo para abandonar su condición animal.

Es así como tantas personas viven con la esperanza de la real existencia de los discos voladores, anhelando el encuentro con extraterrestres, que de algún modo les ayuden a superarse. Como ocurre con todas las cosas de su vida, el sapiens se aferra a esperanzas lejanas o ilusiones fabricadas para eludir las posibilidades reales que tiene a su alcance.

Es mucho más fácil soñar con platillos voladores o con dogmas religiosos de cualquier especie, que poner manos a la obra en la propia superación espiritual. El sapiens es fundamentalmente haragán, y como tal busca siempre el camino más fácil y de menor esfuerzo. Le fascina la creencia simple y la fe ignorante; se deslumbra por todo lo que puede significar tener algo sin esfuerzo ya sea por obra y gracia, del “espíritu santo”, o merced al azar.

De esta manera, elabora todo tipo de sueños absurdos, subjetivos, ilógicos, y arbitrarios; no importa el contexto con tal de aferrarse a ilusiones convenientes, tal como el náufrago se sujeta a una tabla de salvación. En busca de ese asidero el frustrado se convierte a una fe religiosa y consigue de esta manera liberarse de un yo indeseable, es decir, satisfacer su pasión de renunciación individual, desintegrándose o fundiéndose en el movimiento de masas al que ha ingresado.

A esto se refiere el gran filósofo y pensador Eric Hoffer cuando dice:

“La fe en una causa santa es con frecuencia un sustituto de la fe que hemos perdido en nosotros mismos”.

Con esta “estrategia” el sujeto se realiza plenamente como haragán, ya que ni siquiera necesita pensar; solamente aceptar sin juicio ni análisis el dogma religioso al cual se ha adherido (solamente los que se esfuerzan más allá del deber y la necesidad NO son haraganes). Generalmente las personas viven soñando con algún acontecimiento futuro que cambiará radicalmente sus vidas.

Puede ser la expectativa de un “golpe de suerte” que los convierta en millonarios, el encuentro con un gran amor, o el advenimiento de “fuerzas o causas superiores” que modelen su destino de una manera más feliz. Esta ilusión futura, demás está decirlo, estropea o anula todo intento presente y real de conseguir por medio del esfuerzo metódico y sostenido aquello que el sujeto anhela. El sapiens es en verdad un “haragán profesional”, principalmente en lo que se refiere a su actividad cerebral, y de acuerdo a esta conducta, se dopa asiduamente con “la droga del sueño”. Esta droga existe, químicamente hablando, pero sólo en el interior del organismo humano, donde provoca el sueño sonambúlico.

Resulta indudable que esta pereza se extiende al ámbito de la inteligencia, y que nadie quiere “complicarse la vida” pensando en cosas difíciles. Es más cómodo seguir aquellas ideas que mejor justifiquen el temperamento o manera de ser del individuo.

Es decir, por ejemplo, si una persona es irresponsable, se entregará fervientemente a cualquier movimiento religioso o político que lo libere de toda responsabilidad, por el mecanismo de la entrega incondicional a un poder divino superior; a una muchedumbre psicológica en la cual nadie es responsable de nada, porque es anónima. Un sujeto cobarde elegirá un movimiento que lo prive de la mayor cantidad posible de experiencias vitales que involucren un peligro para la tranquilidad del cuerpo o, de la inteligencia.

Bajo el impulso de la pereza intelectual, el sapiens procura llenar su cerebro rápidamente con la mayor cantidad posible de información, la cual trata de memorizar lo más exactamente posible. De este modo aspira a tener “soluciones” prefabricadas para todas aquellas situaciones que se le presenten en su vida, argumentos a los cuales recurrir en forma relámpago sin molestarse en analizar el problema o conflicto al cual se vea enfrentado. Con este fin, absorbe rápida y superficialmente todo lo que estudia o aprende, llevándose a cabo el proceso que hemos denominado “aprendizaje onírico” (aprendizaje en un bajísimo estado de vigilia: es nulo desde el punto de vista de la verdad esencial).

El sujeto, en esta condición, otorga gran importancia al prestigio de la fuente que emana la información que él recibe. Mientras mayor sea este prestigio, ya sea de un profesor, un escritor, o una institución, mas ciegamente aceptará el estudiante los conceptos vertidos, sin molestarse en analizarlos en profundidad. También, siguiendo la misma norma, imitará las pautas de conducta de personajes famosos a quienes admire, y hará suya la ideología de aquellos individuos.

Con el tiempo, llega la persona a una completa programación intelectual, momento que marca la “defunción” de aquél intelecto, que se convierte en “inteligencia mecánica” o “muerta”. No importa cuán brillante sea el individuo; tengamos la seguridad que si está en estas condiciones será solamente un “inválido mental”, que por su miopía cerebral estará incapacitado de vislumbrar la enorme magnitud de lo que ignora, limitándose a vivir en el “huevo” de su propio saber.

Dentro de su “huevo mental”, el sujeto estará cómodo y calentito, totalmente a salvo del peligro de argumentos o hechos que lo obliguen a pensar, y llegar, tal vez, a la revisión completa de su bagaje intelectivo. Este hombre formó ya sus mecanismos de adaptación y defensa, y se arraiga ciegamente en los conceptos que conoce y domina, los cuales constituyen su árbol cultural.

En todo momento de su existencia en que este sujeto se encuentre con fenómenos, teorías, o conocimientos no archivados en su depósito cultural, los rebatirá ardorosamente si contrarían lo que él conoce, o simplemente los descalificará si le son desconocidos. Si en alguna oportunidad toma conocimiento de hechos o argumentos novedosos o sorprendentes, se sentirá amenazado sicológicamente, en especial, si están en pugna con sus intereses y principios. Sabemos que la personalidad psicológica se integra en todos más amplios a partir de unidades separadas de comportamiento.

En la práctica, todas las experiencias del individuo debieran integrarse debidamente a la personalidad. Sin embargo, ocurre en la personalidad el mismo fenómeno que ya señalábamos en la inteligencia, es decir, que existe una diferencia muy significativa entre experiencia integrada y experiencia asimilada.

La gente aprende mucho menos de lo que se cree de sus experiencias, ya que éstas, muy frecuentemente se integran a la personalidad bajo la forma de “clisés” y vacíos símbolos estereotipados, que no aportan a la conciencia del individuo “una lección provechosa”. Más bien, se fijan como esquemas huecos de conducta, los cuales se siguen ciegamente, sin un verdadero discernimiento. La persona se refugia: en estas directrices programáticas y se esconde y protege tras de ellas, con el fin de mantenerse cómoda e inerte, en lo que a la verdadera inteligencia se refiere.

A este conjunto de circuitos de protección y mantenimiento, lo llamamos el “huevo”, para figurar el hecho de que allí el hombre mantiene intacto su infantilismo y falta de madurez, liberándose de experimentar choques traumáticos en su enfrentamiento con nuevas realidades y exigencias vitales. Es por esto que las personas, en forma automática, rechazan toda idea nueva que no esté contenida en sus esquemas cerebrales, por valiosa o noble que ésta sea, y a la inversa, aceptan “a priori” toda sugerencia, aparentemente acorde a sus pautas, por maligna que ésta sea a la luz de un examen más profundo. En verdad debemos concluir en que el arte del pensamiento ha sido olvidado por la humanidad (si es que alguna vez lo ha tenido de manera general), y ha sido suplantado por el “arte de la imitación y la memorización informativa”.

Es por esto que los hombres más sabios e ilustres, diestros en la solución de profundos problemas científicos, fracasan rotundamente al tratar de resolver dificultades de orden vital y práctico, como podría ser el arreglar conflictos personales de tipo emocional o entender y aconsejar sabiamente a sus hijos.

La organización de la sociedad en instituciones de dirección y ayuda hace que en el mundo civilizado “todo esté previsto”, es decir, el estado tiene una solución para todos; aun cuando nadie quede satisfecho con la ayuda estatal, por lo menos existe una solución, ya sea para problemas médicos, educacionales, jurídicos, etc. Todo está organizado de tal manera como para que resulte difícil que el individuo pueda enfrentarse a graves peligros, o tenga que salir, como el hombre prehistórico, a cazar su alimento. Hay soluciones “tipo” establecidas para todo. El sujeto sabe hoy día que puede pasar hambre, pero que es improbable que fallezca por inanición, lo cual era un fenómeno masivo en otras épocas.

Esta relativa seguridad abona precisamente la pereza intelectual, ya que el sujeto al no ser exigido ni presionado de una manera realmente amenazante, no necesita jamás emplear a fondo su cerebro y se conforma con una plácida mediocridad, libre de conflictos intelectuales. Son muy pocos los individuos que persiguen la “verdad total”, o sea, las claves esenciales de todo lo que ha existido, existe, y existirá. Los sabios se conforman con ser “semisabios”, alcanzando solamente el conocimiento de algunas de las disciplinas científicas, artes, o letras, quedando en la ignorancia total y absoluta de sus propias naturalezas humanas y de las leyes ocultas que rigen la vida en el Universo.

No llegan jamás a conocer el secreto de la vida, limitándose a describir fenómenos diversos, sin explicar nunca qué es una cosa, solamente dicen cómo es, lo cual no resulta difícil de discernir.

El hermetista procede a la inversa: parte por estudiar y llegar a conocer las claves vitales del Universo, con lo cual se apodera del hilo de oro que es el nexo común de todos los fenómenos vitales. Es como si tratáramos de conocer lo que es un durazno, y la ciencia comenzara a estudiar su piel y su carne, sin penetrar nunca hasta el hueso. El hermetista no se preocupa ni del pellejo ni de la carne, ya que plantando la semilla puede multiplicar sus frutos, y estudiar el resto en los libros escritos por los semisabios. El verdadero sabio, conociendo las verdades absolutas, tiene acceso, cuando así lo desea, a cualquiera de las verdades relativas.

Tal como los agnósticos, sostenemos que no puede producirse el conocimiento genuino, pero agregamos algo muy importante, que constituye el principio medular de la filosofía hermética, y es el hecho de que la imposibilidad de un genuino conocimiento se mantiene sólo por las particulares condiciones de la conciencia del sapiens, y que si esas condiciones son alteradas y modificadas mediante técnicas herméticas, el entendimiento aparece en el individuo, y lo capacita gradualmente para llegar, con el tiempo, a un verdadero conocimiento. Así se ha formado la cofradía de los brujos, poseedores de la sabiduría que está más allá del bien y del mal; del conocimiento que trasciende toda polaridad y parcialidad (por fuerza, esta ciencia debe ser absolutamente imparcial e impersonal).

El panorama conceptual del sapiens está constituido en gran parte por sus creencias, ya que cuando el hombre cree algo con suficiente seguridad, confiere a sus creencias la categoría de conocimientos, los cuales, la mayor parte de las veces son sólo el reflejo de prejuicios, esperanzas, gustos o disgustos.

Ingenuamente, muchos pensadores y hombres de ciencia cifran todas sus esperanzas para el mejoramiento de la raza humana, en un desarrollo mayor y masivo de la inteligencia del sapiens, creyendo así, que esto permitiría alcanzar una especie de paraíso en la tierra. Estas personas, desconocedoras de la ciencia hermética, no se dan cuenta que una inteligencia al servicio de la bestia no puede aportar nada que en su última acepción sea realmente beneficioso para el hombre. En efecto, entre dos bestias, una estúpida y otra inteligente, ¿cuál es más peligrosa? Por supuesto, la más inteligente.

La inteligencia sin conciencia conduce inevitablemente al caos al hombre, pero con la diferencia que lleva a un caos más completo, más sofisticado, aumentado y mejorado, en relación al trastorno provocado por cerebros mediocres.

Cada individuo se desenvuelve en la maraña de su propia ceguera, buscando ardorosamente reforzar su posición y descalificar la de otros. Con horrenda frecuencia encontramos personas que predican argumentos absolutamente necios, irracionales y espurios, pero que están completa y sinceramente convencidas que tienen la verdad y que los demás están equivocados. Aún más, sufren tremendamente ante la incomprensión de la gente. En el fondo, lo que estos seres pretenden es obtener licencia y reconocimiento para sus ideas, y alcanzar en la vida la notoriedad o importancia que la naturaleza les ha negado.

Muchos podrían argumentar que “los hermetistas se creen dueños de la verdad”. Desde ya y por anticipado, declaramos que nadie tiene el monopolio de la verdad, pero que somos los verdaderos poseedores del “arte hermético”, ya que éste nos pertenece por aristocracia espiritual, y no de sangre. La aristocracia espiritual empieza con el individuo y termina con él, y solamente se hereda de si mismo, es decir, del personaje que uno mismo ha sido en encarnaciones anteriores. Hay personas que no creen en la reencarnación.

A ellas les decimos que seguramente no reencarnarán, ya que no tienen nada dentro de ellas mismas que pueda sobrevivir a la muerte. Sólo el Karma dirá la última palabra, ya que aunque no reencarnen deberán pagar de algún modo sus deudas pendientes con la naturaleza.

Resulta muy simple, a la manera del haragán, descalificar el hermetismo sin tomarse el trabajo de estudiarlo y practicarlo, pero negarlo sin conocerlo en su verdadera dimensión, es simplemente criticar lo que se ignora. Resulta plenamente justificado reprochar a los que por simple fe aceptan una idea determinada, pero de la misma manera es lícito condenar a quienes rechazan sin análisis racional.

Para ilustrar este proceder, tan común en la gente, usamos la palabra “anti-fe”, y decimos que es perjudicial tener fe ciega, pero que tan malo como esto es tener una ciega “anti-fe”, o sea una creencia irracional en lo opuesto de aquello que estamos examinando, lo cual, por cierto, nos impide toda imparcialidad, que es la base de una reflexión profunda y verdadera.

Es así como muchos hombres son campeones de la fe o de la “anti-fe”, pero carecen absolutamente de la verdadera inteligencia (la conciencia). Sostenemos fehacientemente que sólo un cerebro en pleno estado de vigilia, puede, en forma gradual, sentar las bases para que nazca una inteligencia superior, consciente y despierta, no programada, lo cual puede, en razón de su agudeza, tener acceso al genuino conocimiento.

Afirmamos también que el conocimiento tiene muchos grados, y que para poder alcanzar lo superior se precisa de un proceso místico, pero no milagroso, sino de un misticismo lógico y natural. Con justicia podemos hablar de “la iluminación”, para referirnos a la plena clarificación de una inteligencia espiritualizada. Podemos decir con plena conciencia, que, el conocimiento genuino es algo “prohibido” para el sapiens, y que solamente se puede lograr cuando el individuo consigue la mutación de sapiens a hombre estelar, y adquiere así pleno derecho al saber.

El sapiens debe conformarse con el saber relativo del semisabio, el que alumbra el mundo de la materia y oscurece el panorama interno, haciendo inútil la sapiencia del científico, ya que es la materia la que debe estar al servicio del hombre y no éste al servicio de aquélla.

Sin embargo, la realidad actual nos muestra, como ya lo hemos señalado anteriormente, un mundo deshumanizado, con remedos de hombres, que sirven incondicionalmente a la materia, la cual absorbe inclemente sus energías vitales.

Existe una extraña simbiosis entre la materia y el sapiens, en el sentido de que ésta necesita tanto del sapiens como éste precisa de ella. En efecto, el sapiens tiene, a pesar de todo lo que ya hemos dicho, una notable diferencia con el animal puro: posee la chispa divina, lo cual lo coloca en un nivel más elevado que el animal. Por pequeña que sea la fuerza de la chispa divina en un individuo, esto provoca en él un trascendental fenómeno: posee la irradiación de la conciencia, aunque sea en escala microscópica.

La conciencia es la energía irradiante de la chispa divina o esencia, y es una fuerza sutil que se desprende constantemente del hombre, tal como la luz y el calor son proyectados por el sol. De esta manera, una persona cualquiera emana de sí misma una energía similar al magnetismo animal, pero de condición “divina”, o expresándole de otra manera, dotado de alta vibración. Sobre esta pequeña chispa divina trabaja el hermetista para hacerla crecer en fuerza y poder, lo cual consigue a través de las diferentes fases de la iniciación.

Es así como el profano es semejante al resplandor de una vela, en lo que a su conciencia se refiere. El iniciado, en cambio, según su grado de desarrollo puede llegar a ser similar a un sol, lo cual ilustra el secreto profundo de los "Hijos del Sol".

En virtud de su conciencia, el sujeto proyecta esta energía hacia todo aquello que toca con sus manos, o hacia todo lo que entra en su campo de influencia. Un artista concentra su conciencia en su obra, y esta fuerza es la qué nos provoca una vivencia especial y nos transmite una energía que impresiona nuestra psiquis de manera favorable o negativa.

Un artesano mueblista “deja su alma en su obra”, lo desee o no, ya que esto es inevitable. De esta manera el sapiens trabaja dándole conciencia a la materia, es decir, “espiritualizando” o “sutilizando” lo denso. (Reflexionemos en quien puede sacar provecho de este fenómeno; quien capitaliza este esfuerzo.)

No obstante, como el sapiens realiza esto de manera completamente inconsciente, no puede decirse que sea un acto de su voluntad soberana, sino más bien “algo que ocurre” porque así está dispuesto o programado. En razón de esta ignorancia, en vez de ser el dueño y el amo de la materia, ocurre lo contrario: la materia sojuzga al hombre extrayéndole su energía conciencia, la cual, impregnando los cuerpos elementales, queda incorporada a ellos.

La energía conciencia tiene algunas propiedades inherentes a ella misma y otras atingentes al resultado de su fusión con una persona determinada.

Trataremos de explicar esto en el cuadro siguiente:

1.

Energía conciencia: Es pura y virgen en sí misma. Compone el “cuerpo de Dios”. Una fracción infinitesimal de ella fue “emanada” por el Supremo Creador y tomó cuerpo en una persona determinada.
2.

Conciencia corporizada: Al encarnar en un sujeto designado, esta energía, pura y virgen en sí misma, se modifica de acuerdo al tono vibratorio básico, a la cultura, al autodominio y disciplina, y al comportamiento del individuo.

Al corporizarse la energía conciencia, como en el caso N° 2, puede seguir dos caminos:

A) Conciencia corporizada superiormente: (una ínfima porción de la raza humana). La energía Conciencia pura, espiritual y virgen, adquiere por la experiencia inteligente del sujeto, la noción del bien y del mal, y el conocimiento “hominal” que sólo lo brinda la existencia en cuerpo material. Esta esencia llega, por lo tanto, a alcanzar la inteligencia hominal, conservando la inteligencia divina. Se realiza en este caso el propósito superior de la existencia del hombre.

B) Conciencia corporizada inferiormente: (la gran masa humana). La energía Conciencia se mancha y degrada al ser corrompida en su naturaleza superior por la esclavitud a una bestia pervertida por la inteligencia desviada de un sapiens ciego e ignorante, que vive sólo para satisfacer sus propios instintos. Esta conciencia, manteniéndose elevada, en sí misma, se “inferioriza” en su manifestación, irradiándose como una energía “teñida” por las pasiones inferiores, impulsos, y tendencias del individuo.

En su existencia cotidiana, el sujeto satura sus posesiones materiales con su energía Conciencia, la cual al separarse de él actúa independientemente, con inteligencia propia, la cual ha sido tomada al individuo, es decir, ha salido de él inadvertidamente, dándole “tono y color” a la conciencia pura.

Como cada persona tiene impulsos, temores, deseos, ambiciones y sentimientos que se manifiestan como pasiones descontroladas, estas fuerza imprimen una directriz a la energía conciencia, trayectoria absolutamente incontrolable para el individuo a partir desde el momento en que esta fuerza lo abandona para incorporarse a una estructura material cualquiera. Éste es el motivo por el cual una persona puede llegar a ser totalmente esclavizada por sus posesiones materiales, las cuales lo utilizan para absorber de él, más y más conciencia.

Existen muchas obras de ciencia ficción donde se expone el tema de máquinas, ya sea robots u otras, que de improviso adquieren inteligencia propia y la consiguiente autonomía en sus acciones. En realidad, se ha procurado en dichos libros difundir ciertas ideas bajo una forma simple de relato novelesco, con el fin de hacer pensar a los lectores y prepararlos de manera muy gradual para concepciones más complejas.

A veces se disfraza una realidad de ficción, para no encontrar la oposición ciega de la masa, que niega tozudamente todas las cosas que no están comprendidas en el archivo cultural ortodoxo de la humanidad. La verdad es que este fenómeno existe y nadie está libre de él. La máquina se ha convertido en un monstruo que no “va” a devorar al hombre, porque ya lo está haciendo. El automóvil, por ejemplo, presta grandes servicios a su dueño, pero cabe preguntarse, quién domina a quién; cuál es el dueño y cuál el sirviente.

Es el automóvil quien transporta a su dueño, como un esclavo obediente, o es éste quien debe trabajar largas horas para alimentar y mantener su coche, y “conducirlo” para que pueda cumplir con la función propia de su existencia: desplazarse por los caminos a gran velocidad devorando la sangre de la tierra, el petróleo.

Desde otro punto de vista podemos observar a quienes tienen animales domésticos, como el perro, por ejemplo, trabajar para mantenerlos y cuidarlos, tal como quien cría a su propio hijo. Muchas veces al observar un sapiens que lleva a un perro atado a una cadena, podemos preguntarnos quién conduce a quién.

En relación a los animales domésticos, la energía Conciencia nos explica la misteriosa identificación que se produce entre perro y amo, en que por inexplicadas circunstancias adquieren un parecido asombroso, que a veces se limita a los modos de conducta y otras llega hasta un inquietante parecido físico.

La explicación es simple: el animal tal como el automóvil u otros objetos de uso personal, absorbe la energía Conciencia de su “amo”, la cual está, como ya lo hemos explicado, “teñida” o impregnada de las características individuales de la persona, las cuales, en este caso, terminan modelando el físico del animal.

En algunas ocasiones, la energía Conciencia desplazada por el sujeto toma cuerpo en una máquina perteneciente a él, reacciona de modo destructivo contra su dueño, debido a que las pasiones de éste son destructivas en forma indiscriminada, y por lo tanto, se vuelven contra él mismo. La historia del doctor Frankestein es un simbolismo de esto que estancos explicando. (La conciencia emanada es un virtual hijo del hombre en el cual se originó). Muchas veces hay personas que son destruidas por sus propias obras, y no por una reacción kármica de sus acciones, sino porque la fuerza de naturaleza pasional o destructiva que han generado procura, en su acción inconsciente, destruir a su propio padre.

Algo muy parecido ocurre con los hijos carnales, que ya en su más temprana edad manifiestan todo tipo de mañas, berrinches, caprichos, o ataques de llanto histérico cuando no se satisfacen sus deseos inmediatamente. No podemos culpar a estas criaturas, ya que sólo se limitan a dar salida a las taras que los padres han incorporado en ellos por la encarnación de su conciencia. Todos los defectos no dominados de los progenitores, todas las tendencias ocultas de tipo instintivo, toman cuerpo en los hijos.

Es por esta causa que la Biblia dice que: “los pecados de los padres los pagan los hijos”. Posteriormente, los padres se encuentran con que no pueden dominar ni dirigir a sus hijos, sino que al revés, en muchos casos, ellos son quienes ejercen una verdadera tiranía sobre los autores de sus días. Con esta situación no hace más que repetirse un estado de cosas anterior; la imposibilidad de dominar las energías internas, las cuales se desbocan en forma de pasiones. Lo mismo ocurre ahora con los hijos, y en este caso la energía se rebela desde otro cuerpo físico.

Prosiguiendo con nuestro comentario anterior sobre las máquinas, podemos señalar la influencia extraordinaria que tiene el operador sobre un ordenador de datos, el cual se vuelve muy “sensible” a los estados vitales y anímicos de quien lo maneja. Esto ocurre porque la máquina se impregna con la energía conciencia del operador, la cual actúa con autonomía, pero siguiendo las directrices básicas de los estados vibratorios del sujeto.

También puede señalarse un fenómeno que todos los choferes y dueños de camiones de transporte conocen, y que se basa en la identificación estrecha con el vehículo que es su fuente de trabajo y subsistencia. Me refiero a las reacciones extrañas que pueden tener estas máquinas en ciertas ocasiones, experimentando toda clase de trastornos mecánicos absolutamente ilógicos e increíbles. En algunos casos llega tan lejos esto que el dueño de la máquina termina arruinado. También se produce el caso de máquinas que han tenido un accidente o choque y que al cambiar de dueño o conductor, se repite el accidente con características casi idénticas.

Es de sobra conocido el caso de las joyas “malditas”, que traen mala suerte a sus poseedores, hasta el punto de sufrir en forma inexorable, una muerte violenta. Todo esto se explica por el “hijo invisible” (conciencia) que habita en los objetos materiales, ente que fue creado por alguno de los poseedores del objeto, o tal vez por quien lo fabricó. Igualmente debemos hablar del conocido caso de las armas de fuego, en que por el hecho de haber causado una muerte, se convierten en peligrosas, ya que quedan impregnadas con las vibraciones de la tragedia y del causante del hecho.

De aquí viene el dicho de que “las armas las carga el diablo”, ya que un revólver que tiene una vibración de muerte, despierta en su poseedor vibraciones similares por un proceso de inducción magnética. Así, éste, casi sin darse cuenta puede hacer uso de su arma a la más leve provocación o perturbación emocional.

Terminaremos, en relación a este tema, citando el caso de las plantas y flores, que como cualquiera puede comprobarlo, son extremadamente sensibles a la influencia de la conciencia del dueño, cuidador, o de quien esté frecuentemente en su cercanía. Cualquier persona que sienta amor por una planta o un árbol, y que le hable como quien se dirigiera a una persona, podrá comprobar un extraordinario aumento en la hermosura, salud y vitalidad del espécimen.

Como todo este tema lo hemos desarrollado para explicar la imposibilidad del conocimiento genuino en las condiciones ordinarias de conciencia, queremos señalar el poder enorme que tiene la materia sobre el sapiens, ya que éste no puede emancipar su inteligencia de la influencia hipnótica de la materia, la cual lo afecta en su doble aspecto:

1.

Por la proyección sobre el individuo de la energía masa.
2.

Por la proyección sobre el individuo de la energía conciencia absorbida con anterioridad.

La materia en sí, tiene una energía que le es propia, la cual irradia fuertemente, y afecta al hombre de una manera determinada. Éste, atado a unas posesiones materiales, se vuelve impotente para discernir toda otra cosa que no sea la conservación y multiplicación de las propiedades o bienes que posee. Por otra parte, la materia corporal influye de manera decisiva sobre la inteligencia, agudizándola u opacándola. Si la materia del cuerpo mantiene una vibración baja y densa, la inteligencia decae inexorablemente.

Éste es el motivo secreto de por qué Moisés, poseedor de ciertos secretos herméticos, prohibió a sus seguidores comer carne de cerdo, por ser este animal de una vibración material particularmente densa y lenta, produciendo por tanto un deterioro de la capacidad intelectiva. Ésta es la base también del sistema vegetariano, y, aunque hay mucho que decir sobre esto, toda persona que se haya abstenido de carne por algún tiempo, comprobará que su pensamiento se aclara notablemente.

La energía conciencia irradiada por la masa, afecta al sujeto de manera hipnótica, porque le impone la influencia de una vibración ajena que lo impulsa a actuar de acuerdo a su particular vibración. Un regalo que nos ha sido entregado por compromiso social por una persona de malas intenciones, puede influir negativamente en nuestra salud, inteligencia y destino.

Recapitulando, el sapiens vive permanentemente en un estado sonambúlico que lo mantiene dormido, lo cual lo imposibilita para lograr un conocimiento verdadero, y que deteriora gravísimamente su conciencia y su inteligencia. Cada día aumenta su saber a costa de su esencia humana, la cual se jibariza en relación directa al aumento de la extensión y potencia de la programación cerebral del sujeto.

Esta programación lo convierte en un verdadero “robot biológico”, con reacciones automáticas en lo fisiológico, instintivo, emocional, e intelectual.

Las ideas, las opiniones, o los sentimientos del individuo, pierden toda validez humana, para transformarse en meros circuitos activados por influencias externas, las cuales se convierten en los elementos desencadenantes de las reacciones internas de la persona, mero resonador del concierto cultural y de la marea afectiva e instintiva de la humanidad.

Palabras de Isis

“Yo ISIS, señora de los misterios de la naturaleza, me dirijo a ti:

“Tú, neófito que buscas atravesar el portal de la iniciación, y tú, profano que lees por curiosidad, serena tu espíritu, aclara tu mente, calma tus emociones. Apártate del mundanal ruido cobíjate en el manto de tu propio YO para que puedas trasponer sin peligro el umbral que conduce a la morada de los brujos. Arroja tus prejuicios; despójate de tu egoísmo, huye por un instante del personalismo y la irreflexividad; analiza con serena mirada”.
“No temas sino a ti mismo, no dudes sino de lo que analices superficialmente, no niegues sin primero reflexionar. Sepárate de la multitud que opaca tus ideas; sé tu mismo y piensa por ti mismo; no te limites.”


“Tú, buscador de maravillas, tú, candidato a la iniciación, no mires hacia la distancia, reúne todas tus energías en ti mismo. Olvídate de la India y del Tíbet, no clames a Dios, Alá, ni JesuCristo. Lo que buscas está allí mismo donde tu estás en este momento. Sí, deja de mirar hacia afuera y sepulta tu mirada en lo más profundo de ti mismo. Aguza tu percepción, afina tus sentidos, y allí en el centro de tu ser estás tu mismo, tu YO, tu verdadera esencia, la verdad detrás de la mentira, la energía inmortal que anima al barro. Mira con unción y reverencia porque es luz..., esa luz que te ciega, es Dios. Escucha como dice: Yo soy el camino y la vida.”

“Más..., ¡cuidado!, no se puede contemplar a Dios cara a cara sin morir. ¿Estás dispuesto a seguir? Puedo concederte un gran don. Te ofrezco... ¡la muerte! No tiembles, esta muerte es el don de los inmortales, es la del fénix que renace glorioso de entre sus propias cenizas. Para ser, es preciso no ser; para nacer y ser, se debe morir primero. Si lo logras, serás llamado el Dos veces nacido. No desdeñes mi oferta, piénsalo bien; más vale morir ahora que vivir a la espera de la muerte. No creas que si me rechazas podrás seguir indemne tu camino, por el contrario, todos los caminos conducen hacia mí; ignórame y serás como los huérfanos, que no conocen a sus padres. Solamente tienes dos caminos: o te devoro o te desposas conmigo. Tuya, y sólo tuya es la elección.”

“Si eliges ser devorado, dedícate a gozar de la vida, apura la copa del placer hasta la última gota, cierra la mente a la voz de tu espíritu, entrégate a la bestia, y disfruta del placer sensual de la materia. Así, casi sin darte cuenta, llegará el momento de la antropofagia final. ¿Crees acaso que me compadeceré de ti? Te engañas, no tengo sentimientos, estoy más allá del placer y del dolor, más allá del bien y del mal, soy como el sol que se levanta en las mañanas para alumbrar a todos por igual. Después de tu muerte serás sólo un despojo y un recuerdo. Después... ni siquiera eso.”

“Si anhelas desposarte conmigo debes estar dispuesto a sufrir la muerte iniciática, tendrás que pasar por las pruebas a las cuales te someterá sin piedad la terrible Esfinge para aquilatar tu valor espiritual y la calidad de tu temple. Yo me entrego solamente al que llegó a la crucifixión, resistiendo los embates de los cuatro elementos. Amo solamente a los que han sabido apurar la copa de la amargura, de las traiciones, del escarnio y la mofa, persecuciones, calumnias y difamación; a los iniciados que han persistido con valor, sufriendo la soledad del espíritu en medio de un mundo de animales.

A mí se llega después de haber recibido la calumnia y la difamación, que son las pruebas del aire; los golpes y persecuciones que son las pruebas de la tierra; los vicios y las tentaciones sensuales que son las pruebas del agua, y después de haber dominado las ambiciones descontroladas, que son las pruebas del fuego.”

“Este cuaternario corresponde a cada uno de los extremos de la cruz, donde fue clavado uno de los que arribó a mi regazo: Jesús, el Cristo. No obstante, otros aún más grandes han vivido y viven en el secreto; nadie conoce su existencia porque así conviene a sus labores.”

“No creas que en el mundo existen sólo los nacidos una vez y los dos veces nacidos; también existen, por desgracia, los una y media vez nacidos, y los abortados. Guárdate de engrosar sus filas convencido por su maquiavélico lenguaje, ya que éstos no viven ni en este mundo ni en el otro; son aquéllos que en verdad no son iniciados ni profanos, los imitadores de los maestros, los semisabios, los sembradores de mano sucia, los seguidores de la letra muerta, y los magos negros, que me codician y se ufanan de mi amor, cuando no son dignos ni siquiera de mi sonrisa.

Unos pueden vestir sari o túnica; otros, collarines y mandiles, otros, los atavíos “rosacruces”; algunos, se proclamarán los “únicos dueños de la verdad”, creyendo tener su monopolio; todos se jactan de mi amistad, pero son solamente pordioseros que me imploran una migaja de sabiduría. No se nace dos veces parándose de cabeza o meditando, ni en el ataúd de ceremonias puramente simbólicas, como tampoco, por obra y gracia del espíritu santo.”

“Si me desdeñas, recibe mi bendición y prosigue tu camino; destinado estás a ser alimento de los Dioses; no todos pueden ser “hombres”; algunos, solamente animales, o peor todavía, vegetales. Si vienes a mí por curiosidad, piénsalo dos veces: es fácil ser temerario con lo que no se conoce. Si no tienes el valor necesario, retrocede, escúdate en tu vanidad y en tu orgullo, confórmate con mirar el suelo como tus congéneres. Si no estás preparado, no aspires a conocer mi rostro: desgraciado de aquél que poseído de animal codicia o insana curiosidad, contemplare aunque fuera mi reflejo, porque no me olvidará jamás, y morirá atormentado por el ansia de poseerme.”

"Si estás preparado, si tienes ojos para ver y oídos para escuchar, si tu intención es noble y pura, prosigue sin desmayo, y sabe que a partir desde el momento en que cruces la puerta de la oculta morada, yo te esperaré ansiosa como la novia adolescente con su primer amor. Este libro puede ayudarte mucho, puede ser el guía que te lleve hacia la escondida puerta que tantos buscan y que tan pocos encuentran. Busca y encontrarás; no eleves preces a los Dioses, lucha por mí. Me conquistarás por la fuerza de tu decisión, y no orando."

Tumba de Pacal

Templo de las Inscripciones de Palenque, Estado de Chiapas.

Este templo asentado sobre una pirámide escalonada de ocho cuerpos con 16 metros de altura, debe su nombre a los tableros con inscripciones jeroglíficas (620 Glifos) que se hallan en el corredor de entrada, y que junto al resto de la construcción fue mandada erigir por el Rey Pacal (603-683 DC.), Rey Maya, gobernó durante el Período Clásico, al ascender al trono con la edad de 12 años y 125 días. Es el único templo conocido de esta parte de América, en el que se ha encontrado en su interior una cripta con restos mortales, pues los mayas jamás levantaron templos en calidad de monumentos funerarios.

Templo de las Inscripciones sobre su pirámide escalonada. Originalmente el Templo estaba pintado de rojo, con algunos detalles en azul y amarillo.

Para llegar a la cripta, hay que descender por una escalera dividida en dos tramos a 1,50 metros bajo el nivel del suelo. En el momento del descubrimiento fueron encontrados en los seis últimos escalones junto a una antecámara los restos de cinco hombres y una mujer, con extrañas deformaciones en el cráneo y mutilación dental, rodeados de ofrendas funerarias.

El mausoleo donde se encuentra el sarcófago real tiene unos 4 metros de ancho por 8 de largo y 6 de altura. El sarcófago alcanza las 20 toneladas de peso con 3 metros de largo por 2 de ancho sobre el que reposa la lápida, está unido mediante unos contrafuertes a los muros de la cripta.

Dado que el sarcófago y la lápida son monolíticos y mucho mayores que la puerta de acceso a la cámara funeraria, se cree que primero se construyó la tumba, para seguidamente realizar la pirámide y el templo.

La lápida del sarcófago, un gran monolito con unas dimensiones de 3,79 metros de largo por 2,20 metros de ancho y 25 centímetros de espesor, unas 5 toneladas aproximadamente, nos representa siempre según la versión de los autodenomidados expertos en la materia, el descenso del Rey en su recorrido por el inframundo, y la creencia Maya de la existencia de los tres mundos: los cielos o el mundo de arriba, el mundo de los vivos en el nivel medio, y el mundo de los muertos o inframundo. Sobre su superficie, diferentes arqueólogos han creído ver representaciones del Monstruo de la Tierra, un árbol sagrado Maya y hasta los cabellos estilizados del dios de la lluvia.

  • EL NIVEL DE LOS CIELOS O MUNDO DE ARRIBA: Es la parte superior de la lápida y se aprecia una criatura mitad serpiente y mitad pájaro sobre una cruz central. Esto representa el intermedio entre los cielos y la Tierra. Debajo de ella existen dos representaciones del Dios del Sol.

  • EL MUNDO DE LOS VIVOS: En la parte central hay un árbol sagrado con una serpiente de dos cabezas, de cuyas bocas salen el Dios Llamarada y el Dios Bufón. El Rey Pacal aparece sentado en su descenso hacia el inframundo.

  • EL INFRAMUNDO O MUNDO DE LOS MUERTOS: Sobre lo que se sienta el Rey Pacal es nada más y nada menos que el Monstruo de la Tierra, con su sombrero presidido por cuatro pétalos. La nariz del monstruo es la de un mono araña, que junto al signo KIN de su cabeza componen una clara referencia al Dios del Sol. Todo ello encaja en las fauces de dos serpientes descarnadas que sostienen la figura del Rey Pacal y la del Monstruo de la Tierra en su descenso al Mundo de los Muertos.

Pero en el año 1.966 los investigadores Guy Tarade y André Millou realizaron un artículo para la revista turinesa Clypeus en el que dieron la voz de alarma. Ellos no veían monstruos, ni árboles, y ni el más mínimo pelo del cabello del Dios de la lluvia, por muy estilizado que estuviera. Tan sólo veían a un hombre manejando lo que parecía ser algún tipo de maquinaria moderna, inclinándose preferentemente por el diseño de un avión, cohete o nave espacial.


Adaptación de la posición y los elementos representados en la lápida.

Pero a todo esto habría que añadir una incógnita más. Tanto las dataciones de los arqueólogos como los jeroglíficos descifrados por éstos, aseguran que el longevo Rey Maya hijo de la Reina ZAC KUC, falleció a los 80 años, después de 68 años de reinado. De ello cabría esperar haber encontrado unos restos óseos que encajasen con la descripción de un hombre anciano. Por el contrario, los restos aparecidos en el sarcófago real tras el hallazgo del Dr. Alberto Ruz Lhuiller, corresponden anatómicamente a una persona de unos 40 ó 50 años de edad, además de tener una talla muy por encima de la media que alcanzan los Mayas, como han señalado distintos análisis llevados a cabo por diferentes antropólogos, resaltando todos ellos que, los restos del difunto Pacal, corresponden a un varón robusto y bien proporcionado. Desde luego nada que ver con un anciano Maya octogenario.

La antigüedad de la tumba también podría ser cuestionada, pues en el momento de su apertura la cripta se encontraba cubierta de estalactitas y estalagmitas. El proceso de formación de estos elementos geológicos es extremadamente lento, apenas unos pocos milímetros cada 1.000 años, por lo que cuesta imaginar su presencia en una cripta con una supuesta antigüedad de 1.300 años aproximadamente. Existen leyendas de origen Maya Quichés, que aseguran que Palenque fue construido por el mismísimo Votán, otro de los nombres recibidos por el mítico Quetzalcoatl. La semejanza del nombre de Votán, con el de Wotan, en la mitología germana es el Dios ODÍN, resulta, al menos, muy curiosa. Recordemos que las tradiciones Mesoamericanas nos describen físicamente a Kukulkan, Quetzalcoatl o Votán como un hombre blanco con barbas, y de gran altura, una apariencia más propia de un Europeo del norte, que de un indígena Americano, y que procedía del otro lado del océano. Justo al otro lado de ese mismo océano, el famoso navegante Erik el Rojo fue a buscar en sentido inverso el paraíso terrenal de Wotan o Odín, es decir, rumbo a América.

Historia de la Humanidad

La Humanidad ha venido recorriendo un largo camino; un camino que ha tenido sus avances y sus atrasos. El planeta ha realizado ciertas revoluciones dando nacimiento a ciertas civilizaciones que han desaparecido con el transcurrir de las Edades. Para comprender plenamente la naturaleza y el propósito de nuestra existencia, de nuestra presencia en este planeta, debemos tener una receptividad que nos permita comprender los grandes misterios encerrados en las partes más profundas de nuestra conciencia. Si subimos al monte del conocimiento podremos asimilar los misterios de la Humanidad.


CONTINENTE DE PANGEA
1er Ciclo


Los geólogos prominentes, expertos en la materia, están de acuerdo que después del enfriamiento de la superficie terrestre toda la tierra formaba un gran continente, conocido en la Geología como Pangea y alrededor de éste un gran océano conocido como Panthalasia. Con el transcurrir de las épocas convulsiones en la litosfera causada por las presiones explosivas del magma causaron el desprendimiento de este continente en dos partes conocida como Laurasia (Norte América, Europa, y Asia) y Gondwana (Sur América, África, Antártica, India y Australasia). Cambios en los polos afectó el clima creando convulsiones en las partes internas de la corteza terrestre dando surgimiento a inundaciones debilitando el suelo terrestre. Las tormentas solares llegaban por medio de los fotones creando tormentas geomagnéticas cambiando las propiedades y ciertos elementos de la Tierra.


Gondwana experimentó los peores terremotos, deslizamientos de tierra hacia los mares, quedando solo los lugares elevados. La Tierra siguió su curso hasta que los efectos comenzaron a sentirse en el hemisferio occidental Laurasia ocasionando a través de los milenios el desprendimiento de Sur América de las costas de África quedando ambas zonas separadas. Los antiguos griegos, babilónicos, caldeos, y egipcios creían que en las zonas del lejano Norte existía una raza de seres superiores dotados de gran conocimiento.

Se referían a estos seres como LOS HIJOS DE LOS DIOSES (Nephilim = Sumerio: Anunnaki - Hebreo antiguo: elohim, nephilim, anakeim). Ellos creían que estos "dioses" habían descendido DE LAS ESTRELLAS provenientes del Espacio Exterior. Algunas de estas civilizaciones antiguas creían que estos seres dotados de gran poder provenían de la Estrella SIRIO, la Constelación de Orión, la Constelación de Ursa Mayor, y de un sistema de la estrella ARCTURUS (Arturo), creencia que perduró en distintas culturas de la antigüedad.

En este ciclo de la historia la composición orgánica del ser humano era distinta. Su estatura era muy superior a la estatura promedio de hoy. La composición de las coyunturas eran sumamente flexibles y su estado de conciencia era parecido a un sueño pero el ser humano era un ser pensante. Su intelecto de desarrollo y creatividad estaban adormecidos y desconocía los grandes poderes latentes del cual formaba parte. Su percepción psíquica estaba refinada ya que su "subconsciente" dominaba gran parte de su personalidad.



Fue en esta época donde gozaba de privilegios que luego fue perdiendo gradualmente. El desacuerdo con sus Señores produjo la "caída" de su estado de benevolencia y paz interna. Esto lo narra la Biblia y otros escritos sagrados pero los creyentes de las religiones carecen de un conocimiento profundo sobre estos misterios. Fue a través de las amargas experiencias que el intelecto del ser humano fue despertando comenzando a cuestionarse sobre su naturaleza y su origen. Posiblemente miraba constantemente hacia las estrellas y sentía un éxtasis el cual le mostraba ciertas verdades acerca del pasado.

Con el transcurrir de las épocas fueron surgiendo cambios en la corteza terrestre al igual que cambios en el clima. Fue mediante el miedo que el ser humano pudo superarse ante los eventos catastróficos a los cuales se enfrentaba. Logrando superar el miedo y el terror, el ser humano avanzó hacia las primeras fronteras del conocimiento. En esta época los "Señores" supervisaban el huerto que habían creado en nuestro planeta siendo la raza humana los infantes de este nuevo hogar en esta parte del Universo conocido. El retroceso de su psiquis lo llevó al sendero de lo desconocido perdiendo de esta manera el sentido original y el propósito de su presencia en este lugar cósmico.



Por medio del sufrimiento y del temor supo superarse sacrificándose para poder subsistir. Los siglos fueron pasando y nuevas Eras llegaban. El clima del planeta comenzó a enfriarse forzando al hombre a salir de su punto de origen (paraíso) para emigrar hacia el Sur buscando el calor de un mejor clima donde pudiera adaptarse. Con la emigración hacia el Sur su composición orgánica experimentó cambios en la piel, los dientes y aún en su estatura. El primer ciclo pasó con grandes estragos climatológicos y geológicos pero una presencia de una esencia superior se le revelaba produciendo la teofanía. El hombre supo confiar nuevamente en esta forma de vida muy distinta a él aunque no comprendía plenamente su origen. La Tierra siguió su curso cambiando constantemente pero el hombre supo superar esas adversidades convirtiéndose cada vez más en su propio maestro.

Las culturas antiguas aluden constantemente al Norte probablemente debido a los recuerdos lejanos de sus antepasados los cuales se referían a este lugar como el hogar y la morada de los descendientes de seres superiores (los hijos de los dioses) por que creían que al emigrar hacia el Norte se acercaban más al Espacio debido a la presencia débil de la luz solar y al enfriamiento del clima terrestre. Tomaban esto como una señal de que se acercaban a lo que desconocían y esto lo relacionaban con el Espacio, el lugar de las estrellas, el punto de origen de donde descendieron sus Señores, el Norte.





CONTINENTE DE HIPERBOREA
2do Ciclo


Los geólogos están de acuerdo con la historia que los sacerdotes egipcios de Sais le relataron a Herodoto, considerado como uno de los historiadores más prominentes del mundo semi antiguo. Los sacerdotes del templo de Sais le relataron al historiador que con el correr de los tiempos ocurren cambios en los ejes de la Tierra afectando el clima produciendo así ciertas calamidades que afectaba a los hombres. Debido a estas calamidades el ser humano se veía forzado a comenzar de nuevo como si fueran niños. Los relatos antiguos mencionan que en un tiempo remoto el hombre llegaba a medir aproximadamente unos 12 pies de estatura y se alimentaba mayormente de los frutos de la tierra.



Esto explica de forma satisfactoria la razón por la cual el ser humano tenía un ciclo de vida prolongado. La carne, la cual sirve de alimento contiene propiedades que corrompen con más agilidad el sistema de digestión. El clima también es un factor determinante para la salud del ser humano. La inhalación de partículas puras ayudan a la preservancia de los tejidos de la piel, la pureza de la sangre, y las partes internas del cuerpo humano.

Cuando se analiza de cerca los escritos de los antiguos manuscritos y se realiza una exégesis y un análisis profundo, profesional y detenido; podemos comprender claramente las realidades presentadas. Con el correr de los siglos estos eventos fueron mencionados de forma oral dando surgimiento a los mitos y a las leyendas. Todo mito tiene algo de verdad. Con el correr de los siglos éstos se distorsionan cayendo en un verdadero laberinto de confusiones.

Muchos documentos antiguos han mostrado que su contenido es cierto, a pesar del rechazo que se tenía en años y décadas anteriores. Muchos se reían de que Troya realmente hubiese existido en un pasado lejano. El escritor Homero en su obra La Iliada narra sobre esta ciudad antigua negada en el pasado aún por los eruditos de la arqueología y varios estudiosos. El alemán Heinrich Schliemann creyó en los relatos de esta obra y pudo restablecer ante la historia la veracidad de la existencia de Troya. Así sucede con algunos manuscritos, los menos capacitados niegan algunas realidades documentadas en los manuscritos solo para convencerse que los manuscritos tienen la razón.

Churchward explica las afinidades que existen entre las lenguas mayas y griegas antiguas. Estas contienen palabras muy similares que provienen de una lengua más antigua conocida como MAYAX, la lengua de Mu (un continente que reguló gran parte del mundo antiguo localizado en el lejano pacífico mejor conocido como Lemuria).

La palabra hiperborea se relaciona con plantación. Este es el segundo ciclo de una gran potencia que reguló el mundo en sus tiempos. Muchos reinos se levantaron en todos los ciclos, pero cinco de ellos (contando el actual) fueron los protagonistas que llevaron a la Humanidad hacia nuevos senderos, Hiperborea corresponde al segundo ciclo.




CONTINENTE DE MU (LEMURIA)
3er ciclo

Las investigaciones recientes de la Ciencia van afín con los relatos arcanos que se protegieron para que estos no fuesen destruidos por los poderes eclesiásticos del pasado. Los relatos antiguos y arcanos declaran que la primera civilización de la Tierra tuvo su origen en el lejano Norte antes que la era glacial tomara forma y se expandiese a lo largo de gran parte del planeta. Encontramos en los manuscritos antiguos referencias de los ancestros del hombre como descendientes de la "Tierra de los Dioses", "Monte Meru", alude a los lejanos lugares del Norte.



Los chinos creían que su emperador obtenía sus poderes del dios dragón relacionándolo con el norte celestial y por ende con la estrella Draco, la estrella polar. Al relacionarlo con la estrella polar del norte, es una referencia a que los antepasados del emperador eran reyes provenientes del Espacio, esa es la verdad encerrada detrás de la coordenada del Norte. El templo solar y el trono imperial estaban dirigidos hacia el Sur mientras que el pueblo y los adoradores estaban orientados hacia el Norte; una clara señal en cuanto a su creencia de que sus reyes eran descendientes de razas superiores que una vez descendieron en las zonas lejanas del Norte. Los chinos veneraban la constelación de la Osa Mayor.

El Papiro de Ani hace referencia a los seres luminosos y sagrados que estaban en la presencia de Osiris y refieren su morada como la constelación de la Osa Mayor en el hemisferio norte del plano celeste. Los habitantes de Hiperborea estaban concentrados mayormente al norte de los Himalayas. Las convulsiones de la tierra fueron incrementando haciendo estragos y quebrantando la corteza terrestre del norte la cual era sostenida en el fondo por enormes capas de hielo que fueron derritiéndose produciendo el hundimiento de la superficie. El hombre tuvo que salir de este lugar viajando hacia el sur en busca de un mejor clima. Esta fue la civilización de Lemuria donde el ser humano era aproximadamente de unos ocho a nueve pies de estatura.

Muy contrario a como se ha enseñado el ser humano de esta época se encontró con las grandes bestias, los dinosaurios al descender a las áreas tropicales llenas de enormes valles de vegetación. El hombre vivió juntamente con algunas de estas criaturas. Esto se comprobará con la Ciencia en un futuro no muy lejano. Charles Fort y otros estudios han encontrado bloques con metales adentro sugiriendo la presencia humana en estas épocas remotas.

En el Gran Canyon en Colorado se han descubierto petroglíficos con dinosaurios impregnados, se puede apreciar a un Tyrannosaurus Rex erecto con su boca abierta. Aquí hay un problema para la Ciencia. Estos dinosaurios vivían mayormente en terrenos pantanosos o lugares con aguas, ya que dependían enormemente de esta sustancia para poder vivir. La Ciencia declara que esta parte del Gran Canyon no ha estado bajo agua por los últimos 40 millones de años. Esto requiere una nueva revisión acerca de estos estudios

Los lemurianos creían que los maestros cósmicos habían llegado a nuestro planeta a través de estaciones planetarias entre ellas el planeta Saturno, y Venus. La confusión de las religiones del pasado veneraban a los maestros venusianos acreditándolos como los creadores del Universo. Aquí comenzó el culto del "dios padre" que "mora en los cielos" confundiendo de esta manera el culto a Dios, el Absoluto, el Supremo, en el cual vivimos y existimos. La confusión de Dios Creador y el dios cósmico (proveniente del Espacio) ha capturado la confusión de las religiones y se refleja aún en nuestros días.

El coronel James Churchward quién pasó gran tiempo de su vida estudiando las reliquias de templos antiguos hindú en uno de sus libros narra lo siguiente:

"Existen dibujos e instrucciones para la construcción de la nave y su maquinaria al igual que el generador para su poder de propulsión, etc. El poder de alimentación es absorbido desde la atmósfera en una forma simple e inexpensiva. El generador es algo parecido a una turbina de las nuestras ya que funciona y opera de una cámara hacia la otra... el poder es ilimitado, o puede ser limitado solo por lo que los metales puedan soportar... He encontrado narraciones de varios vuelos realizados que de acuerdo a nuestros mapas comprenden una distancia de unas 1,000 -3,000 millas sucesivamente."



James Churchward

Los Hijos de Mu

Neville Spearman Ltd. Londres 1959

Churchward ha estudiado profundamente los templos antiguos, el manuscrito Troano, un libro antiguo maya escrito en Yucatán. Se cree que el escrito tiene unos 2000-3000 años de antigüedad. También estudió profundamente el Código Cortesano. Hizo referencia sobre un record antiguo de un templo budista en Lhasa. Todos los escritos confirman las narraciones antiguas sánscritas acerca del imperio del sol destruido en tiempos lejanos.

El Popul Vuh libro sagrado de los mayas quichés hace referencia sobre una civilización antiquísimamente remota que conocía sobre la nébula y todo el sistema solar. Pasar por alto todos estos escritos y la información que provee es muestra de ocultamiento de la verdad. Tal conducta es el claro reflejo de que muchos intentan de ocultar no solamente la realidad sino la propia historia de nuestro planeta.

Los estudios cautelosos y profundos muestran la presencia de seres espaciales interactuando junto a estas civilizaciones. Pasaron a ser los héroes de la antigüedad, que en algunas ocasiones prestaban su ayuda mientras que en otras, nos castigaban con fuego del cielo. Algunas civilizaciones los veneraban como los Elohim, los dioses que descendieron de las estrellas.





ATLANTIS
4to ciclo


Atlantis es probablemente el mas controversial de estos ciclos o grandes imperios que dominaron gran parte del mundo conocido. Esto se debe a que es el mas reciente de estos grandes reinos y la ausencia de pruebas evidentes para distintos sectores de la Ciencia. A lo largo de su historia la humanidad ha sido inspirada por estos cuatro poderes. Estos influenciaron en gran manera en el mundo antiguo ya que fueron los reinos que lograron casi el dominio "global" del mundo conocido.



Muchos reinos se han levantado a lo largo de la historia pero éstos caen en un periodo breve. Estos cuatro ciclos de los cuales hacemos mención fueron ciclos de civilizaciones que no solamente dominaron al mundo que los rodeaba sino que pasaron por el transcurso de varios milenios. Es pues de esta manera que las civilizaciones alcanzan su edad madura. A mayor cantidad de tiempo, mayor es la posibilidad para que una cultura se desarrolle llegando a tener grandes adelantos en todas las áreas incluyendo la Ciencia y la Tecnología.

Hacemos inca pie en los escritos de manuscritos antiguos los cuales están en posesión de organizaciones antiguas. Estos narran con lujo de detalle estos acontecimientos que en algunos casos han sido negados por estudiosos de siglos pasados y aun en nuestros tiempos. La Ciencia avanza a pasos agigantados y sus descubrimientos son solo CONFIRMACIONES de estas enseñanzas.



Existen mapas que muestran que aproximadamente hace unos 800,000 y 200,000 AC una parte de la tierra occidental fue dividida en dos grandes islas, Ruta y Daitya. En 80,000 AC hubo una gran convulsión dejando solo parte de Ruta con su gran ciudad Poseidonia, siendo esta sumergida cerca de 9,564 AC. Esta es la narración a la cual se refiere Platón cuando escribe en su obra Timeo y Critias: "En una noche de tormentas y terremotos Atlantis fue destruida."

A lo largo de la historia ha existido mucha confusión en cuanto a la polémica historia de Atlantis. Los textos secretos narran que Osiris era un gran sacerdote que provino de la tierra de Atlantis. Estaba mas adelantado en muchas áreas que los propios habitantes de Egipto. Los egipcios viendo su gran sabiduría optaron por hacerlo no solo sacerdote sino rey de toda la tierra de Egipto. Osiris dejó unos escritos que no son conocidos por la historia regular. Al fallecer, sus seguidores lo veneraron y pasó a formar parte del culto egipcio.



Estos lo veneraron elevándolo al rango de un dios. Ahí nació el culto del dios Osiris, el mismo fue un personaje de la historia real. Los antiguos hebreos cometieron el mismo error, pues al morir Moisés éstos querían tomar su cuerpo para venerarlo. Moisés seria visto por sus propios seguidores como un semi dios. La Biblia narra que Dios escondió el cuerpo de Moisés, y que el mismo nunca fue encontrado. Sin embargo en otro pasaje se dice exactamente donde lo enterraron. Esto se hizo para evitar el culto a los muertos quienes pasaban a ser los futuros dioses de estas civilizaciones.

Los relatos esotéricos del Ramayana narran con suma claridad sobre la victoria que Rama tuvo sobre Ravan, quién era el señor de Lanka en Ceilán. La victoria de Rama representa la victoria de los hijos de dios sobre los atlantes quienes se rebelaron contra los señores del firmamento, que son a la vez los señores del fuego. Estos eran vistos en la cultura oriental como los seres de luz cuya morada se remontaba en el lugar de las estrellas, Extraterrestres.



El libro Stanzas de Dzyan escrito en el antiguo idioma de Senzar narra como los señores del fuego descendieron e inspiraron a la civilización de Lemuria. Todos estos son relatos sobre eventos de nuestra historia la cual solo se escribía para los Iniciados y los sacerdotes mas elevados de las religiones. Eran enseñanzas que se guardaban debido a que las masas no tenían el grado de inteligencia ni la preparación adecuada para comprender estos misterios. Lo mismo sucede con las religiones de hoy día. Estas solo absorben las enseñanzas superficiales sin poder comprender los Misterios Mayores.

Todo buen Iniciado de alto rango conoce sobre los Reyes de la Luz, soberanos de dinastías divinas quienes obedecían a la Jerarquía Cósmica conocida en los círculos secretos como la Federación Solar. Pruebas antiguas sobre la existencia de Atlantis se encuentra en uno de los museos en Europa. Existe una inscripción en un idioma sumamente antiguo que dice "del rey chronos, rey de Atlantis". Así que aquí tenemos prueba arqueológica donde se menciona no solamente al continente Atlantis sino a uno de sus reyes. Solón considerado uno de los siete sabios del MUNDO ANTIGUO narra que en su visita al templo de Sais en Egipto pudo ver dos grandes columnas con el relato de la gran isla que fue sumergida en Occidente. El nombre de la isla estaba escrito en las columnas, la isla mencionada era Atlantis.

Todas las culturas antiguas que reinaron en periodos remotos aun antes de escribirse la historia conocida dejaron señales de su adelanto tecnológico y científico. A mayor cantidad de tiempo, mayor el adelanto que esa civilización alcanza. Solo para decaer después en lapsos de tiempo alargados que degeneran no solo el conocimiento sino la civilización entera. Todas estas civilizaciones decayeron después que ocurrieron grandes calamidades en la Tierra arrasando de esta manera a millares de sus ciudadanos y científicos prominentes quedando solo un remanente de sobrevivientes.



Estos se veían forzados a comenzar de nuevo y emprender la nueva tarea. Algunas de sus estructuras principales fueron las pirámides. Todos estos reinos, Pangea, Hiperbórea, Lemuria, y Atlantis desarrollaron y elevaron grandes monumentos que servirían de testimonio en épocas futuras. Estos monumentos eran Pirámides. Estas se encuentran en distintos continentes, y en distintos países por todo el globo terráqueo, y aun bajo el suelo de los mares. Esto será comprobado por la Ciencia en un futuro muy cercano.

Otro de los grandes personajes antiguos que nos habla sobre Atlantis es el gran maestro y filósofo griego Philo. Narra en el lenguaje del Griego Antiguo sobre la magnificencia, religión, leyes, y la gloria de Atlantis y como ésta comenzó a decaer. Atlantis era conocida por los indios aztecas y toltecas como "la tierra donde se levanta el Sol." Esto debido a que desde Centro América Atlantis quedaba en el Este, no muy lejos de las costas de la América de aquella época. Los habitantes de este periodo de la humanidad tenían una estatura promedio de 8 pies. Ya para los últimos 40,000 AC la estatura del ser humano comenzó a disminuir.

La Sabiduría Secreta fue pasada por los antiguos sacerdotes Iniciados de la India, Babilonia, y Egipto. Estos sacerdotes impartieron el conocimiento sagrado a Iniciados como Solón, Pitágoras, y Platón entre otros. El texto del Ramayana narra sobre la elevada estatura de los Rakshasas habitantes de piel roja. Sus descendientes emigraron del Norte hacia el Sur buscando un mejor lugar para la vida debido a una calamidad ocurrida en el lejano Norte.

Estas civilizaciones demoraron milenios para desarrollarse en grandes potencias que luego fueron cayendo debido a diversos episodios. Al llegar a la cúspide del conocimiento estas civilizaciones desarrollaron grandes armas que servían como instrumentaciones y herramientas para distintos fines. El mal uso de estas fuerzas generó un ciclo de genocidio afectando nuevamente la población planetaria.



Los libros del Antiguo Oriente nos narran con lujo de detalle sobre los "rayos" poderosos que ésta civilización generaba sirviendo como fuente de arma mortal provocando destrucción masiva. Estos relatos los encontramos en casi todos los manuscritos antiguos de Oriente. Con el transcurrir de las edades las antiguas civilizaciones fueron en retroceso y se degeneraron llegando al primitivismo. Fueron ellos los que veneraron al rayo pues lo veían como una fuente de poder y energía.

A lo largo de la historia han existido sinnúmeros de imperios en distintas partes del planeta así como en el Lejano Oriente al igual que en la América Central y América del Sur. Es interesante notar que estos imperios cayeron en un periodo de tiempo sumamente breve comparado con los cuatro ciclos ya mencionados. Recuerde que a mayor cantidad de épocas y edades las civilizaciones avanzan debido a que tienen el tiempo suficiente para desarrollarse transformándose en civilizaciones avanzadas.



De hecho las pirámides y la esfinge de Egipto son más antiguas de lo que la historia actual reclama. Algunos expertos en la materia alegan que la esfinge pudo haber sido construida aproximadamente cerca del año 10,000 A.C. Otros proponen que la construcción de la esfinge se inició cerca del año 15,000 A.C. Esto estremece los cimientos ya que por largo tiempo se ha enseñado que la esfinge se construyó cerca de 4,000 años A.C. Los estudios revelarán nuevos hallazgos que estremecerán los cimientos de la rama educativa. Las evidencias serán traídas a la luz pública en un futuro no muy lejano.

Pensamiento Olmeca

Los brujos dicen que estamos dentro de una burbuja. En una burbuja en la que somos colocados en el momento de nacer. Al principio está abierta, pero luego empieza a cerrarse hasta que nos ha cerrado en su interior. Esa burbuja es nuestra percepción. Vivimos dentro de ella toda la vida. Y lo que presenciamos en sus paredes redondas es nuestro propio reflejo. La cosa reflejada es nuestra visión del mundo. Esa visión es primero una descripción que se nos da desde el instante en que nacemos y cada día se va solidificando hasta que toda nuestra atención queda atrapada en ella y entonces la descripción se transforma en visión, en nuestro mundo tridimensional.

La diferencia básica entre un hombre común y un guerrero, es que el guerrero toma todo como un desafío, mientras que un hombre ordinario toma todo como una bendición o maldición.

La impecabilidad es hacer lo mejor que puedas en lo que fuese.
El mundo es así como es por que hablamos con nosotros mismos acerca de que es así como es.

Eres como eres por que te dices a ti mismo que eres así.
El guerrero debe, pues, ser cazador para no ser cazado. ¿Y que caza el guerrero? Sus propias debilidades, es decir, su tendencia a dejarse arrastrar por los hábitos de sus semejantes.

El hombre común busca la certeza en los ojos del espectador y llama a eso confianza en sí mismo. El guerrero busca la impecabilidad en sus propios ojos y llama a eso humildad.

El Secreto de los Andes

I .- EL ORIGEN DE LA HERMANDAD DE LOS SIETE RAYOS

Lemuria es el nombre de la última parte del Gran continente que existió en el Pacífico Mu. La verdadera destrucción de Mu y su subsiguiente hundimiento empiezan en los 30,000 AC. Esta acción continuó por muchos miles de años hasta que la última porción del antiguo Mu, conocido como Lemuria fue también sumergida en una serie de nuevos desastres, los cuales terminaron entre 10,000 y 12,000 AC. Esto ocurrió precisamente antes de la destrucción de Poseidonis, la última parte del Continente del Atlántico: Atlantis.



El Señor Aramu-Muru (Dios Meru) fue uno de los grandes Lemurianos sabios y el Guardián de los Pergaminos durante los últimos días del juicio de Mu o de la condenada Mu. Fue bien conocido para el Maestro de Lemuria que una catástrofe final causaría gigantescas mareas para hundir lo último de sus tierras en el mar embravecido y en el olvido.

Aquellos que están trabajando en la Senda de la Mano siniestra, continúan diabólicos experimentos y no repararon "en la escritura de mano sobre la pared", así como hoy día sobre la Tierra, millones de pobladores están continuamente en lo de "comer, beber y alegrarse", aun cuando los fieles del Padre Infinito disciernen claramente los signos de los tiempos. Los Maestros y los santos trabajan en la senda de la Mano Diestra, empezaron a archivar las preciosas crónicas y documentos de las Bibliotecas de Lemuria.



Cada Maestro fue escogido por el Consejo de la Gran Jerarquía Blanca, para que fuera a diferentes secciones del mundo, donde, con seguridad el podría fundar una Escuela de la Antigua y Arcana Sabiduría. Esto fue para conservar el conocimiento científico y espiritual del pasado. Al principio por muchos miles de años, aquellas escuelas permanecieron en un misterio para los habitantes del mundo, sus enseñanzas y reuniones debían ser secretas. Por ello, ellas fueron llamadas hasta hoy día las Escuelas de Misterio o de los Shan -Gri -Las de la Tierra.

El Señor Muru, es uno de los Maestros de Lemuria, fue delegado por la Jerarquía para llevar los rollos sagrados consigo a lo largo con el enorme Disco Solar de Oro del Sol hacia el área montañosa de un lugar recientemente formado, en lo que ahora es Sudamérica. Aquí él guardaría y mantendría el foco de la llama de la iluminación. El Disco del Sol fue guardado en el Gran Templo de la Divina Luz en Lemuria y no fue simplemente un objeto de ritual y adoración, ni serviría para el único propósito que después fue usado por los Altos sacerdotes del Sol entre los Incas del Perú. Aramu-Muru partió a la nueva tierra en uno de los usados navíos aéreos de aquella época, mientras las últimas partes del antiguo continente se despedazaban en el Océano Pacífico, terribles catástrofes tenían lugar sobre toda la tierra. La Cordillera Andina de montañas surgió en aquella época y desfiguró la costa Oeste de Sudamérica. La antigua ciudad de Tiahuanaco (Bolivia), fue en aquel tiempo un gran puerto de mar y una gran ciudad colonial del Imperio Lemuriano de magnificencia e importancia para la Madre Tierra. Durante los subsiguientes cataclismos se levantó sobre el nivel del mar y un benigno y tropical clima fue reemplazado por el helado clima polar de las altas mesetas, eternamente barridas por el viento, semejantes al frígido ártico.

Antes de que esto aconteciese, allí no había el Lago Titicaca, el cual es ahora el lago navegable más alto del mundo, sobre doce mil pies sobre el nivel del mar o sea cuatro mil metros. Así fue que al reciente formado lago el Señor Muru llegó desde la sumergida Lemuria, es el lugar conocido como el Lago Titicaca, el Monasterio de la Hermandad de los Siete Rayos cobró existencia, siendo organizado y perpetuado por Aramu-Muru. Este Monasterio, el cual fue la sede hogar de la Hermandad a través de todas las edades sobre la Tierra, estaba situado en un inmenso valle el cual había sido creado durante los días del nacimiento de los Andes y fue un extraño hijo de la naturaleza, en las que su exacta situación y altitud le dieron un calor, un clima semi-tropical donde las frutas y nueces podían crecer de un tamaño fenomenal. Aquí, sobre la cúspide de las ruinas que habían estado al nivel del mar, como a la ciudad de Tiahuanaco, el Señor Muru ordenó construir el Monasterio construido de gigantescos bloques de piedra cortadas sólo por la energía y fuerza lumínica . Esta construcción ciclópea es igual hoy a la que fue otrora y sigue siendo un repositorio de la ciencia y cultura lemuriana.

"El Continente Perdido de Mu" y "Los hijos de Mu" de James Churchward's y (Neville Spearman) editores respectivamente, viajaron a otras partes del mundo y también levantaron Escuelas de Misterio, así que la humanidad tuviera a través de todos los tiempos que aparecieron en la Tierra, los conocimientos secretos que habían sido no perdidos, sino escondidos, hasta que los hijos de la Tierra hubieran progresado espiritualmente para estudiar y usar las Verdades Divinas.

La ciencia secreta de Adoma, Atlantis y otras civilizaciones mundiales muy adelantadas del mundo se pueden encontrar hoy en día en las bibliotecas de aquellas escuelas, porque estas civilizaciones también enviaron asimismo hombres sabios, para fundar Retiros Interiores y Santuarios a todo lo largo y ancho del mundo. Dichos Retiros estaban bajo la directa guía y al cuidado de la Gran Hermandad Blanca, la Jerarquía de los mentores espirituales de la Tierra.

El Valle del Monasterio de la Hermandad de Los Siete Rayos es conocido como el Valle de la Luna Azul y está situado en lo alto de las montañas andinas hacia el norte y al costado peruano del Lago Titicaca.

El Señor Muru no construyó inmediatamente el Monasterio a su arribo al Lago Titicaca, pero el siguió viajando por muchos años, estudiando y ayunando en los desiertos, donde el estaba en unión de otros hombres, quienes habían escapado de la catástrofe. Él fue originalmente acompañado por su aspecto femenino Arama Mara (Diosa Meru) cuando él salió de Lemuria en la aeronave. Aquellas no fueron usadas por la Madre Tierra para comerciar entre las Colonias.

La Hermandad de Los Siete Rayos existía desde tiempos inmemorables y había vivido en la Tierra en la misma época de innumerables edades antes, durante el tiempo de la Raza de los Mayores sobre la Tierra, alrededor de mil billones de años atrás. Sin embargo, si nunca hubo antes un Monasterio donde los estudiantes de vida, altamente avanzados en la Gran Senda de la Iniciación, llegarían a una armonía espiritual, para mezclar el flujo de su corriente vital. Cada estudiante vino dentro de uno de los Siete Grandes Rayos de Vida tal como si fuera un hilo coloreado en el tapiz que simboliza la vida espiritual del Monasterio. Por lo tanto, fue llamada la Hermandad de los Siete Rayos, también conocida como la Hermandad de la Iluminación.

II.- EL DISCO SOLAR DE ORO DE MU

Sostenido por cordeles de oro puro, en una urna en el más grande Templo de la Divina Luz de la Madre Patria de Mu, estaba el gigantesco Disco Solar de oro. Frente al Disco, sobre un altar, cual un pilar tallado de sólida piedra, resplandecía fulgurante la luz Blanca de la cristalina llama Maxim, la Divina e Ilimitada luz de la Creación.

Alrededor de 30,000 AC, la Luz Maxim se apagó en el altar a causa de lo maligno de algunos de los sacerdotes-científicos del Gran Mu. El Disco Solar permanece en el santuario, sin embargo, hasta el momento de su hundimiento en el mar de 10 a 12,000 AC. Como hemos dicho anteriormente, este Disco no fue simplemente usado como un objeto de adoración, ni tampoco fue el símbolo representativo de nuestro Sol Solar. Era también un instrumento científico y el secreto de sus poderes provenía originalmente desde las tinieblas del pasado en el tiempo de la Raza de los Mayores. En parte fue un objeto de adoración, porque sirvió en los rituales del templo como un foco o punto de concentración, para aquellos que meditaban.



También sirvió como una representación simbólica del Gran Sol Central o Sol Cósmico, el cual a su vez simboliza al Creador. Como un instrumento científico fue usado en conexión con un sistema complejo de espejos de oro puro, reflectores y lentes para producir curaciones en los cuerpos de aquellos quienes estuvieron dentro del Templo de la Luz. A la verdad, es por ello que fue llamado Templo de la Luz Divina, además de todas aquellas funciones, el Disco del Sol fue un punto focal para la concentración de calidades dimensiónales. Entonces el Disco era golpeado por un sacerdote científico, quien entendía de su operar, establecía ciertas condiciones vibratorias las cuales pudieron precisamente producir intensos temblores de tierra y terremotos si continuaban más largamente podían traer una modificación en la rotación de la Tierra misma. Cuando se lo hacía armonizar con el peculiar modelo de frecuencia de una persona particular, podía trasportar a esta persona a dondequiera que ella deseara, simplemente por el reflejo mental que él creó. Era sin embargo, un objeto de transportación.

El Disco Solar de Oro de Mu no fue hecho de oro ordinario, sino fue oro trasmutado e insólito en sus cualidades en que era un metal traslúcido similar evidentemente al metal de los OVNIS, a cuyo través es casi posible mirar.

El Señor Muru trajo este Disco consigo cuando él viajó hacia el Lago Titicaca y fue colocado en un Templo subterráneo en el Monasterio de la Hermandad de los Siete Rayos. Aquí fue usado no solamente por los estudiantes de vida diariamente, sino también por los Maestros y Santos desde las Escuelas del Misterio de todo el Mundo, así que ellos podían ser tele transportados a la ida y a la vuelta, participando o recurriendo al Concilio a tomar parte o participando en alguna ceremonia de Transmisión.

Cuando los Incas vinieron al Perú, ellos lo hicieron así, porque ellos no fueron nativos Quechuas, pero vinieron desde una tierra cruzando el Pacífico, ellos establecieron una sociedad elevadamente espiritual, sobre la cima de las ruinas de la gran cultura a la que ellos habían pertenecido en el Imperio Colonial de Lemuria. Los Supremos Sacerdotes del Sol del Tawantinsuyo - el nombre del Imperio Incaico -construyeron su Coricancha o Templo del Sol exactamente sobre la cima de la más antigua estructura que se remontaba a una época muy remota.

En los mas antiguos archivos de su país natal, al otro lado del Pacífico, ellos sabían del Disco de Oro de Mu y ellos conocían que lo había sacado desde el continente condenado y llevado a una nueva tierra, donde el Señor Muru había fundado un Retiro Interior o Santuario. Una vez en Perú, los Altos Sacerdotes Incaicos buscaron empeñosamente el Disco, pero nunca fueron capaces de localizarlo. Sin embargo, cuando ellos llegaron al lugar de la Senda Espiritual, donde ellos pudieron usar el Disco, para el beneficio de toda su gente, los nativos y tribus indígenas que ellos tenían amalgamados en su Imperio, como se acostumbraba en Mu, entonces lo fue presentando a ellos para su diario uso en su Templo del Sol en el Cuzco.

El Inca Emperador a la vez fue un Divino Místico o Santo, y él hizo una peregrinación al Monasterio al Lago Titicaca, y allí Aramu-Muru, como la cabeza Espiritual o Abate de la Hermandad, dio el Disco al Emperador. Algunos hermanos fueron desde el Lago directamente para viajar con él, hacia la capital del Imperio, Cuzco. Aquí el Disco fue colocado en un santuario que fue preparada para ello y fue asegurado con cuerdas de oro, como lo fue sostenido en la antigua Lemuria. Aún hoy día, los orificios a través de los cuales pasaban estas cuerdas pueden ser vistos en el Convento de Santo Domingo en el Cuzco, el cual está construido sobre la cima del Templo del Sol Pre Inca.

Los Incas llamaban a su Templo del Sol Coricancha, el cual significaba el lugar del Oro o Jardín de Oro. Esto fue por las magníficas figuras de hombres, animales, plantas y flores que fueron colocados en verdadero Jardín de Oro adyacente al Templo del Sol. Pero, los sacerdotes-científicos llamaron el Templo de Amarucancha. Sobre algunas de las piedras de Santo Domingo, hoy día pueden verse allá serpientes talladas (amarus) y esta es la razón verdadera. Amaru es una forma de Aramu, el cual es uno de los nombres del Señor Maru. Hay serpientes en los Andes, las cuales son aún llamadas "amarus" (lord Maru name's). El nombre del Señor Maru concierne a la serpiente porque su título es similar para aquellos de estos o aquellos mundos que enseñan, Quetzalcotl, la Serpiente Emplumada del Imperio Azteca de México. Por ende el Templo del Sol del Cuzco fue llamado por Aramu-Muru, cabeza del Monasterio del Lago Titicaca, porque él fue quien permitió a ellos tener finalmente El Disco de Oro, en su Templo del Sol. En el interior de este Templo Mayor, hubo más pequeños templos menores, santuarios consagrados para la Luna, los doce planetas y para los Siete Rayos.

La Hermandad de Los Siete Rayos llegó a ser la fuerza principal rectora en la vida espiritual de los Incas, y ellos aprendieron el uso del Disco en los antiguos códices dejados por los sabios Pre-Incas, quienes fueron colonos lemures. El Disco permaneció en el Coricancha en el Cuzco hasta que la noticia obtenida por los sacerdotes era de que Don Francisco Pizarro había desembarcado en el Perú conociendo ampliamente bien que iba a suceder, sacaron el Disco de Oro del Santuario del Cuzco y lo devolvieron a su lugar en el Templo subterráneo del Monasterio. Los Conquistadores españoles nunca lo descubrieron.

El 21 de enero de 1956, el Bienamado Arcángel Miguel del Sol dio una Conferencia en su Retiro en Banff, en las Rocallosas Canadienses.

Lo siguiente es un extracto de dicha Conferencia:

"Muchos de los Templos usados en Atlantis y Lemuria han sido levantados en reinos etéricos. Algún día ellos serán abatidos, otra vez cuando el hombre esté preparado para recibirlos, descenderán nuevamente. Si esto sucede que una o más de las preciosas piedras usadas de la construcción de estos Templos ha sido puesta en las manos de un Alto Sacerdote o Cabeza de una Orden Espiritual donde ellos forman una conexión con la Jerarquía Celestial. Hay varias docenas de las piedras desde mi propio Templo en la posesión de individuales a vacíos puntos de la fase actual de la Tierra...."

El Disco de Oro del Sol de Mu es una de las preciosas piedras referidas por el Arcángel San Miguel, y lo que fue puesta en las manos de la Cabeza de la Hermandad de los Siete Rayos, Aramu-Muru. "El Disco permanecerá en el Lago Titicaca hasta el día cuando el hombre esté espiritualmente listo" para recibirlo y emplearlo nuevamente. En aquel día, el Disco de Oro saldrá de las cámaras subterráneas y se colocará en lo alto del Monasterio de la Hermandad. Por muchos miles los peregrinos de la Nueva Aurora verán otra vez desde muchos kilómetros de distancia reflejar los gloriosos rayos del Sol. Provendrá del Disco un innegable sonido de la más pura armonía que traerá a muchos seguidores de luz hacia el hermoso sendero y la antigua puerta de la Hermandad de los Siete Rayos y ellos entrarán en el Valle de la Luna Azul para confraternizar y reunirse en el Padre.

III.- LA RAZA DE LOS MAYORES

Si queremos realmente comprender el significado que se oculta tras la Hermandad de los Siete Rayos y el Disco Solar de Oro de Mu, nosotros debemos retroceder el tiempo de mil billones de años atrás después de que el planeta Tierra se enfrío y estaba listo para ser habitado, una raza llegó desde fuera del espacio que no eran humanos, pero era la raza del hombre verdadero, original, ellos eran la raza llamada CICLOPEA y son conocidos con el secreto del arcano como la Raza de los "L" o simplemente "Eles".

Antes de que viniesen a la Tierra, ellos atravesaron el espacio, siguiendo todos los ciclos del tiempo, ellos fueron los TITANES, quienes viajaron el camino de las estrellas (y ellos aún lo hacen en otra dimensión de espacio y tiempo) y buscando siempre los mejores pastizales de espacio para su rebaño.

Ellos fueron la primera vida sobre la Tierra y son los inmortales de nuestras leyendas, la raza de Dios o Raza de los Mayores, que precedió al hombre. Algunos de los ELes fueron verdaderos Cíclopes y solamente tenían un gran ojo central en medio de su frente. Otros tenían dos ojos siendo parecidos a los humanos, y aún otros tenían desarrollado un tercer ojo físico. Ellos tenían alrededor de 12 pies de altura (4 metros) y fueron masculino y femenino, pero no como nosotros pensamos, con la diferencia de sexo de hoy en día. Antes de venir a la Tierra ellos habían colonizado mucho de lo que hoy día es conocido como la Galaxia de la Vía Láctea, miles de soles y mundos cayeron bajo su influencia.

Ellos generalmente precedieron otras formas de vida en un mundo después que estaba listo para ser habitado. Antes que ellos tomaran existencia sobre un nuevo planeta, ellos ensayaron dejar tras de sí, que nosotros pudiéramos solamente llenar grandes bibliotecas en sus profundidades, de grandes Imperios subterráneos de enormes ciudades. En estas bibliotecas de menudo cristal, los archivos contienen la Historia del Universo, y están encerradas en un campo magnético en el cual a veces, encuentran una afinidad con algunas personas sensitivas que hay sobre la Tierra hoy en día.

Los Eles no fueron exactamente seres tridimensionales como nosotros somos hoy día, no obstante que ellos fueron definitivamente seres físicos en un mundo físico. Ellos habían estado ensayando por innumerables edades, como raza ejecutar una condición atemporal, esto es llegar a un lugar donde ellos podrían no solamente crear por el mero pensamiento, sino escapar de las cadenas de la existencia física, hasta romper las ataduras que los mantenía sujetos a los planetas y sistemas físicos. Ellos fueron descubriendo los grandes secretos que los hicieron inmortales, por lo cual ellos pudieron progresar a través del tiempo y las estrellas por la nada o sin atadura alguna.

El planeta Tierra fue posiblemente el último mundo que ellos colonizaron en la galaxia de la Vía Láctea, poco después de su arribo aquí, ellos lograron el poder del pensamiento creativo.

Ellos conquistaron la materia física y llegaron a ser Dioses. Ellos aniquilaron el Tiempo y el Espacio, no teniendo más necesidad del mundo terrenal del planeta Tierra o de la gran Galaxia a la cual pertenecían. ¡Ellos eran libres!. Ellos llegaron a ser los verdaderos miembros del Universo Pensamiento, el Universo Theta.

En realidad, los Eles no fueron conocidos por aquel nombre hasta que ellos alcanzaron su condición de Theta, antes de esto ellos fueron conocidos como la Raza Ciclópea. Su método de abandonar su existencia física fue lo que les dio a ellos el nombre de Eles. A través del uso secreto de la fase variable
de los 90 grados forma la letra "L"; sin embargo, cuando nosotros llamamos a ellos Eles, nosotros nos estamos refiriendo a un símbolo de su raza y no realmente a un nombre.

Muchas palabras hoy día han sido derivadas del nombre de la más antigua raza. Es por esto, por lo que ellos fueron llamados EL-DER, (raza ELDER). Las palabras elevación y eliminarse derivan claramente de esta fuente. ¿Los Els o Eles, no se elevan a otras condiciones dimensionales? ¿No eliminan el Tiempo y el Espacio?. Basta mirar en cualquier diccionario para descubrir algunas cosas sorprendentes entre las palabras que empiezan con "L". Así está la magnífica palabra ELOHIM; y los 34 ELDERES de las Sagradas escrituras.

El 24 de abril de 1955, Koot Hoomi, Lal Shingh (Maestro Kuthumi) informó:

"Sobre el planeta está la gran Presencia del Bienamado ELOHIM, Ciclópea. Sus radiaciones cubren la Tierra entera"

El Maestro Kuthumi se refiere obviamente a un Miembro de la Gran Raza de los Mayores, aunque en 1956, la mayoría de los Eles ya no estuvieron sobre la Tierra, ellos aún seguían actuando como Mentores y fueron generalmente los Maestros de la Tierra, decimos que la mayoría de los Eles, los cuales no estuvieron ya sobre nuestro planeta, porque algunos de ellos no salieron y partieron o abandonaron cuando su raza alcanzó la condición de Theta y conquistaron M.E.E.T (Materia, Energía, Espacio y Tiempo). Debido a que ciertas condiciones Kármicas de unos miembros de la Raza Ciclópea no pasaron a través de la fase variable de los noventa grados y fueron forzados a quedarse sobre la Tierra para cumplir sus destinos; eventualmente reunirse con su raza en una época posterior.

Entretanto ellos pudieron actuar como Mentores para los seres que serían humanos cuando más tarde arribaran a la Tierra. Aramu-Muru (Dios Meru) era un miembro de la Raza Ciclópea, él había mantenido la misma forma física por incontables siglos, renovando su fluido de energía vital por polarización con su aspecto femenino, Arama-Mara. Como bien ya establecimos, aquellos seres no se reproducen como lo hacen los humanos.

El Señor Muru dice que cuando el estuvo en Lemuria, él era un joven estudiante u hombre, tal vez él quiere decir "joven" en las cosas Universales y por "hombre" el querrá decir que él es de la Raza del hombre original o verdadero. Muchos de los hombres sabios de Lemuria y el mismo Mu fueron Cíclopes (Nosotros no los llamamos a ellos Els, porque ellos no habían alcanzado el Universo Theta).

Todos estos Cíclopes dejaron Lemuria y viajaron a otras partes del mundo, sin embargo, muchos de los jefes o cabezas espirituales de las Escuelas del Misterio (Retiros Interiores) fueron Cíclopes, quienes un día abandonarían su Raza Elder y vendrían como verdaderos "Els". Nosotros decimos fueros Cíclopes porque ellos no están sobre la Tierra como explicaremos en la Parte IV (mas abajo).

La Hermandad de los Siete Rayos se había iniciado originariamente con los Cíclopes, puesto que fueron los primeros que manifestaron los Siete Rayos de vida sobre el planeta Tierra. Esos seres proyectaban una radiación de energía especial que permitía el establecimiento de los Siete Rayos de Vida en nuestro planeta, y si hubiese faltado, nunca habría existido la Hermandad de los Siete Rayos. Así mismo los Cíclopes pasaron a la séptima condición y entraron en Theta, el octavo Universo de pensamiento. El Disco Solar de Oro de Mu no fue hecho por los Cíclopes, aunque el principio de su modo de operar y el secreto de su poder se hallaron en las bibliotecas abandonadas de las ciudades subterráneas ciclópeas. Aquellos que son bastante sensitivos como para sintonizar dicho conocimiento de las edades posteriores a lo humano, descubrieron aquellas verdades y posibilitaron la construcción del Disco de Oro. Así, el Disco entró en la vida de la Madre Patria de Mu. Es preciso saber que el hombre de la Tierra nunca llegará a ser un "L", pero podrá llegar a lograr una condición atemporal como este porque el plan presente de la Jerarquía es la producción de una síntesis subjetiva en la humanidad y la interacción telepática que llegará eventualmente a aniquilar el tiempo, aunque el hombre no llegará a ser un "L" debido simplemente a que no pertenece a la raza Ciclópea. Ahora la raza Ele llegará a conquistar el M.E.E.T y reinará como un verdadero Dios, el hijo del Creador.


IV.- LOS NUEVOS FOCOS DE ILUMINACIÓN EN EL NUEVO MUNDO

En Julio de 1957, el Amado Maestro El Morya dijo:

"Aquellos peregrinos quienes buscaron la iluminación espiritual y guía de hoy en adelante serán atraídos por Sudamérica, como ellos habían hecho anteriormente por Oriente. Para este fin, los Rectores de las Fuerzas de la Naturaleza y el Reino Elemental, están siendo preparados para proporcionar medios naturales de acceso al hasta ahora no tocado foco espiritual de Iluminación en las Montañas de Los Andes".

Las informaciones acerca del Retiro de Aramu-Muru en el Lago Titicaca, Perú, fue dado hace mucho, a través de aquellos listos para tal conocimiento. Los Rayos Permanentes entran al Planeta Tierra en dos lugares. El aspecto Masculino entra en los Himalayas de Oriente y el aspecto Femenino por el Lago Titicaca. El aspecto masculino ha sido prominente a través de todas las edades de la Tierra, pero ahora el aspecto Femenino está destacando a medida que la Tierra penetra más profundamente en las Vibraciones de los Siete Rayos. Este aspecto Femenino por su entrada en la zona del Monasterio de la Hermandad de los Siete Rayos llegará a ser evidente en el futuro.

Es interesante subrayar que tanto por la cultura como por otros aspectos, el Tibet y el Perú se asemejan mucho a tal punto que aquellas fotografías tomadas en uno u otro sitio pueden confundirse una y otra. Pero cuando nosotros comprendemos que aquellos son las dos áreas, sobre la faz de la Tierra donde los Rayos Permanentes entran, la explicación es simple.

Para mayor conformación de los nuevos focos de Iluminación en el nuevo Mundo, Phra Sumangalo, un monje del Monasterio del Ángel Guardián (Wat Doi Suthep, Xieng Mai, Thailandia) recientemente escribió para la Abadía, diciendo:

"Asia está espiritualmente en bancarrota. Pero ustedes están en una región que tiene su PRALAYA, resto del periodo a descifrar, el descansó y está ahora despertando para las cosas del espíritu. Sud América es más que otras tierras, el lugar del futuro en todos los aspectos, una tierra de promesa espiritual."

En Marzo, 1957 .- El Compañero de Iluminación de Oro, en Los Ángeles California dijo:

"Los llamados son continuos en la mente sobre la Senda de la Luz, para que todos aquellos que están en las fuerzas oscuras se unan para el restablecimiento del Reino de la Paz y el Amor."

En Junio , 1952 .- El puente de la actividad en Pro de la Libertad dijo:

¡Son las señales de la Nueva Aurora!, Nuevos canales están siendo abiertos, no sustituyen a los viejos, pero los ayudan, trabajadores están entrando por doquier, Amigos de la Gran Hermandad Blanca se elevan hacia todas direcciones y el hombre no puede detener el ataque de este Poder Cristiano, liberando las Corrientes Espirituales de la hora, ellos no tendrían éxito si se enfrentaran desafortunadamente a las Corrientes de la Nueva Aurora, además tales individuos perecerían bajo la misma Ley, la cual causa el regreso del Engendrado Amor, que ellos otorgan a la posición del progreso. Nunca antes como hoy día puede ser más verdadero el dicho de los jefes espirituales del Mundo y de todos los nuevos canales. "Por su fruto vosotros los conoceréis".

Ahora, por doquier, aún más que en 1952, los canales del Infinito poder del Amor y la Sabiduría del Padre están empezando a abrirse y están trayendo para su pueblo, palabras de consuelo e instrucción para los días anticipados a la catástrofe verdadera, pero nosotros estamos seguros y la Jerarquía y visitantes del espacio, que el mundo no está marchando hacia el final. ¡Lejos de ello!, ¡Muy al contrario!.

Habrá muchos cambios geológicos sobre la Tierra, sí, pero reconocemos que aquellos grandes eventos como los profetizaron."La salvación que se acerca concluirá la noche".

Durante muchos años los Maestros de otros planetas en nuestro Sistema Solar y en otros Sistemas Solares y de otras Galaxias han estado en comunión con Los Maestros, adeptos o Maestros residentes en el Planeta Tierra. Finalmente se decidió en 1956 que las Escuelas del Misterio de la Tierra, operaban en un cuerpo espiritual, como la Gran Hermandad Blanca que empezaría inmediatamente a descubrir algunos de sus antiguos secretos y verdades para el mundo exterior.

Comentando sobre esta decisión en 1956, Aramu-Muru dijo en el Lago Titicaca:

"En adelante no guardaremos silencio, sin embargo abrimos aún nuestra senda para los profanos, ni tampoco "las perlas de la gran sabiduría se echaron antes a los puercos", porque hay "puercos" sobre la Tierra y en la Tierra, pero el planeta se cerrará para aquellos en breve. No son todavía dignos de recibir a la Divina Sabiduría. Nosotros nos ocupamos de los millares de corazones hambrientos y almas de miles, y nosotros prestamos oído a su hambre y nosotros conocemos el interior de nuestros seres que ellos solamente pueden ser satisfechos con el verdadero "manná" el cual solamente viene de Nuestro Infinito Padre; no será sorpresa si tu escuchas entrar en la aventura Mensajes de la Hermandad Blanca la cual es la Jerarquía para todas las Hermandades de la Tierra.

¡Llegó para nosotros el momento de acción!, es el tiempo para hablar y hablaremos, ahora está preparándose diligentemente el camino para que sus huellas sean escuchadas a través del mundo. El Reino no está cerca de nuestra mano, el Reino está aquí, Él, brevemente será manifestado a todos los hombres. Nosotros estamos esperando este tiempo con ansiedad a lo largo de los siglos. ¿No es entonces época para regocijarse?, aún cuando algunas catástrofes vendrán al mundo?, pero de esta purificación catastrófica heredará el hombre su divinidad.

Mira hacia las cumbres de tu salvación que se acerca. No desprecies, porque de la catástrofe será bienvenido, como el agente de la Iluminación y belleza. "Todo será hecho de nuevo", como está escrito. ¡Solamente la verdad permanecerá!, ¡Sólo quedará la verdad!. En lo venidero todos los Retiros y Santuarios, las Escuelas del Misterio, los Shan-Gri-Las de la Gran Hermandad Blanca trabajarán más estrechamente y abrirán sus puertas para aquellos que están listos sobre la senda de la Luz. Sus secretos y ocultos lugares serán revelados, pero solamente para los Estudiantes de Vida, quienes permanecerán en su Luz. Los Retiros Interiores han sido realmente un misterio para el resto del mundo, ellos tienen un secreto así que las supersticiones e ignorancias de la humanidad no volverán y la arrancarán en pedazos.

Ellos tienen preservado los antiguos conocimientos arcanos, así que los Remanentes heredarán el legado Espiritual, en la época del Nuevo Amanecer. Ahora las trompetas han sonado, nosotros escuchamos a la distancia los sonidos desvanecidos de las Siete Trompetas. El llamado ha ido desde las posadas angélicas y nosotros estamos ahora para nuestro propio conocimiento.

Los Maestros y hermanos del espacio ayudarán al hombre sobre la Tierra después de la catástrofe, pero ellos no impedirán el desastre. En el periodo posterior a la catástrofe, ellos aterrizarán en gran número y el plan es que ellos tomarán contacto con los Retiros de la Hermandad donde los Remanentes se han de reunir todos juntos.

Porque del gran cataclismo, esto tendrá lugar en el Oriente, los Estudiantes de Vida, irán a Sud América, donde en las montañas de los Andes, los focos de Iluminación del Nuevo Mundo, estarán situados. Por consiguiente, el continuo llamado vendrá para "que entre ellos venga mi pueblo". Los Retiros Interiores deben hablar ahora a través de sus muchos canales, así que hay un llamado para las ovejas del rebaño, para ser escuchado.

La Hermandad de los Siete Rayos, está trabajando activamente en el presente, con la Hermandad del Monte Shasta, California, la Hermandad del Theton Real, en el Oeste de los Estados Unidos de América, la Hermandad de la Vestidura de Oro, en la India y muchas otras Hermandades y Ordenes. Por supuesto, hay una completa cooperación con todos los Miembros de la Jerarquía de la Gran Hermandad Blanca.

El conocimiento que estuvo reservado para los Iniciados solamente, es ahora impartido directamente fuera de los Retiros Interiores, y hombres, mujeres y niños de todas las razas, vendrán juntos a aquellos Retiros y formarán un Congreso Filosófico Espiritual. La nueva Tierra profetizada realmente saldrá de sus pralayas y se unirá con la Jerarquía de la Tierra y las Estrellas hacia los Mentores del Remanente que permanecerá sobre la Tierra en los días venideros."