Alimentos Venenosos

Acónito

Aconitum carmichaelii

Aconitum carmichaelii
Es un género de plantas fanerógamas de la familia Ranunculaceae. Hay más de 250 especies de Aconitum.

Su raíz puede ser confundida con la del apio. Contiene un alcaloide de toxicidad elevada, la aconitina, que supone prácticamente el 1 % del peso total de la planta. La acción nociva se dirige específicamente sobre los pares craneales V, IX, XI y XII. La dosis mortal se aproxima a 1 mg. Para el tratamiento de la intoxicación son útiles la atropina, estrofantina y analépticos.


Cicuta

Cicuta virosa

Es una especie botánica de planta con flor herbácea perennes de la familia de las apiáceas, umbelíferas. Se extrae un veneno que recibe el mismo nombre y que era usada por los griegos para quitarse la vida. Crece en terrenos no cultivados y escombrosos, pudiendo diferenciarse tres tipos: grande, pequeña y venenosa. La cicutina es el alcaloide más activo con acción tóxica dirigida sobre bulbo y placas neuromotrices; el efecto es parecido al del curare; la dosis letal se aproxima a 500 mg. Otros alcaloides contenidos en la planta, como cicutoxina, metilconicina y conhidrina, son menos peligrosos.

Cólchico

De la familia de las liliáceas, desarrolla una flor de atractiva belleza, lo que determina otros nombres con que se conoce: «dama desnuda», «virgen sin velo»; también por su acción tóxica es conocida por «mataperros», «matalobos», etc. La colchicina es su alcaloide tóxico, equivaliendo su proporción al 0,4% del total de la planta. Su acción tóxica es parecida a la del arsénico (v. I) manifestándose por trastornos gastrointestinales, cardiovasculares, renales y nerviosos. La dosis mortal se acerca a 20 mg. equivalentes a 5 g. de fruto completo.

Cornezuelo de centeno

Claviceps purpurea

Cornezuelo o ergot
Es un hongo parásito que crece en los cereales húmedos. Los cereales convertidos en harina para la alimentación son la fuente de intoxicación. Sus alcaloides -ergotamina, ergotamina, ergotmina- pierden actividad al estar en contacto con el medio ambiente. La actividad tóxica se dirige hacia el sistema nervioso simpático, al que inhibe hasta su paralización; es notable la acción constrictora que ejerce sobre la fibra muscular lisa.

Nuez moscada


Es el fruto de árboles perennifolios del género Myristica, de la familia de las Myristicaceae. Su sustancia activa, la miristicina, es un éter de la hidroquinona. En los niños la ingesta de media o una cucharadita de polvo de nuez moscada produce vómitos, agitación, delirio e incluso estado de coma.

Ricino

Ricinus communis
Ricinus communis
Las semillas de esta planta, masticadas y tragadas, producen un cuadro de intensa gastroenteritis con deshidratación; puede comprometerse seriamente el hígado y el riñón.

Roldón

Coriaria myrtifolia

Es un árbol que crece en Cataluña y contiene un fruto muy parecido a las moras. El alcaloide activo la coriamyrtina, produce rápidamente una intoxicación semejante a la de cicuta.

Ruibarbo

Rheum rhabarbarum
Hojas y peciolos de ruibarbo
Las hojas de esta planta son ricas en oxalato potásico de gran toxicidad. La raíz, empleada como purgante, es de escasa actividad tóxica.

Otras

La hiedra ingerida por los niños, masticada o en infusión de las hojas, produce trastornos digestivos, somnolencia y hasta convulsiones con elevación de la temperatura corporal. Otras plantas como saúco, citiso y azafrán producen intoxicaciones parecidas a las provocadas por la cicuta. En las bayas de ciertas solanáceas -solanum dulcamara, nigrum y tuberosum- se encuentra un glucoalcaloide, la solanina, que tiene acción hemolítica y en casos graves puede conducir a un edema cerebral. El semen sabadillae o cebadilla, veratrum album o eleboro blanco y vetrum viride contienen, entre sus alcaloides, la veratrina, que puede originar una intoxicación semejante a la de aconitina.

Post a Comment