Zoofarmacognosia - Automedicación animal

"Quizás en nuestra civilización occidental no necesitemos los Enteógenos, o quizás los necesitemos más que nunca"
Robert Gordon Wasson


Los animales no solo utilizan plantas para estimularse y aumentar su resistencia o para aliviar la depresión y el dolor, también utilizan plantas con fines psiconauticos como demuestran los:

* Jabalíes que escarban en busca de las raíces de "Tabernanthe iboga".

* Chacales que ingieren hongos "Psilocibe".

* Jaguares que muerden la corteza de "Banisteriopsis caapi".

* Renos que olvidan su dieta habitual a partir de líquenes cuando olfatean la "Amanita Muscaria".

* Gatos que les gusta la embriagadora esencia a menta de "Nepeta cataria", comen sus flores, olisquean, mastican y se frotan en sus hojas.

* Perros que comen hierbas para sus problemas digestivos.

* Chimpancés que comen Veronia, que contiene terpenos, que son tóxicos. La dosis que se tomaban los chimpancés era suficiente para matar a los gusanos intestinales, pero no para matar al primate.

* Guacamayos sudamericanos que comen alcaloides tóxicos (estricnina) sin que les ocurriera nada porque también comían arcilla que les absorte el toxico.

* Elefantes que lamen arcilla a lo largo de todo el año, salvo en septiembre, que se alimentan de frutas que no son tóxicas.

* La serpiente crótalo del bosque "Crotalus horridus" ingieren "Panax notoginseng" para cauterizar sus heridas.

* Perros que comen gramínea "Agropyron repens".

* Jabalís y Mangostas que comen raices de "Rauwolfia serpentina" como antídoto contra el veneno de serpientes. El conocimiento de esta hierba se recoge en un texto sánscrito de 3000 años de antigüedad. Parece que las mangostas se alimentan de esta planta antes de ir a cazar cobras. Debió de ser el conocimiento de esta conducta el que indujo a incluir a la Rauwolfia en la farmacopea ayurvédica y otras antiguas farmacopeas de la India.

* Mono muriquí "Brachyteles arachnoides", tras dar a luz a su cría, la hembra muriquí cambia de dieta y empieza a comer hojas de "Apuleia leiocarpa" y "Platypodium elegans". Estas plantas contienen isoflavonoides, compuestos similares a los estrógenos, y es probable que al consumir sus hojas la mona incremente sus concentraciones de estrógeno y se vuelva menos fértil. Posteriormente, esta misma hembra consumirá los frutos de "Enterolobium contortisiliquim"; denominados «orejas de mono», estos frutos contienen un precursor de la progesterona, la «hormona del embarazo» y es probable que al consumirlos, la hembra de murikí incremente su fertilidad.
Post a Comment